• Dólar
  • BNA $163.25 ~ $171.25
  • BLUE $316.00 ~ $320.00
  • TURISTA $268.95 ~ $282.15

26 C ° ST 26.46 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Informe preliminar

La autopsia de Susana Cáceres determinó que murió a causa de heridas de arma blanca y golpes violentos en la cabeza

El informe preliminar estableció que la mujer que estuvo desaparecida diez días y fue encontrada sin vida en Moreno, llevaba muerta entre siete y diez días.

19 Noviembre de 2022 00.13

La autopsia de Susana Cáceres, la mujer que encontraron sin vida en Moreno luego de estar diez días desaparecida, indica que la data de muerte de la víctima corresponde a entre siete y diez días, lo que coincide con la última vez que fue vista. Además, el informe menciona que sufrió golpes en la cara, que la atacaron con un arma blanca y que la lastimaron fuertemente en la cabeza.

El estudio preliminar detalla que el cuerpo de la mujer de 42 años tenía “múltiples heridas punzo cortantes en la región anterior del tórax y hematomas cervicales con aumento de la movilidad de huesos hioides”, que pueden ser compatibles con una compresión externa del cuello. Esto quiere decir que a Susana la asfixiaron.

También tenía hematomas en el rostro y un severo traumatismo cráneo encefálico, compatible con un golpe o un choque contra “un objeto duro de bordes”.

“Causa de la muerte: shock hipovolémico, hemo neumotórax bilateral, traumatismo cráneo encefálico”, asevera el informe, que estima además que la víctima llevaba entre siete y días de muerta cuando fue encontrada por la policía.

Durante las próximas horas continuarán las pericias para obtener más certezas sobre cómo, cuándo y dónde fue asesinada Susana Cáceres, con el objetivo de encontrar algún rastro sobre el o los asesinos.

susana cáceres
La autopsia de Susana Cáceres determinó que murió a causa de heridas de arma blanca y golpes violento en la cabeza. (Foto: Télam).

La Justicia confirmó que la madre de cuatro hijos primero fue asesinada y luego descartada al costado del Río Reconquista, cerca de donde desapareció. La fiscal de la causa continúa esperando que le indiquen si una mancha roja hallada en un calzado secuestrado en una camioneta Renault Duster que pertenece al hermano de la pareja de Cáceres es o no de sangre y que se comiencen a analizar los teléfonos celulares secuestrados a los dos hombres, quienes vieron a Susana la madrugada de la desaparición.

Además, los investigadores realizaron el relevamiento de cámaras públicas y privadas y sobre las redes sociales de la mujer, para conocer sus movimientos previos a la desaparición, aunque por el momento no hay resultados.

 

El crimen de Susana Cáceres

Susana Cáceres desapareció el martes 8 de noviembre -hace diez días- cuando salió de su casa de la localidad bonaerense de Moreno para, presuntamente, pagar una deuda por la que había vendido algunos electrodomésticos.

Como la familia no tuvo más novedades sobre ella, empezaron realizar una búsqueda desesperada. Luego, hicieron la denuncia. Los policías bonaerenses realizaron rastrillajes en cuatro lugares de Moreno: el domicilio de Cáceres, el de Peralta (el único detenido que tiene la causa hasta ahora), la canchita “Los Apaches” y el barrio Candia.

En las últimas horas, la búsqueda parecía llegar a buen puerto porque tres testigos distintos y desconocidos entre sí declararon haberla visto en una cancha de fútbol, a siete cuadras de su casa.

Los rastrillajes se concentraron con las esperanza de encontrarla con vida. Para ello, los operativos se realizaron con perros adiestrados para buscar rastros de personas vivas con 48 horas de margen.

El miércoles por la tarde, los perros marcaron dos lugares específicos por los que Susana Cáceres habría pasado. En el interior de un vestuario precario perteneciente a la cancha de fútbol encontraron rastros de la mujer. Los investigadores creen que durmió en ese lugar entre lunes y martes de esta semana.

“Dos perros, en dos momentos diferentes, marcaron el fondo de ese lugar. Atrás hay una quema, un descampado. Pero ellos olían la puerta. Nos explicaron que el resultado es positivo, que ella estuvo ahí hasta 48 horas antes”, dijo horas atrás Adriana, la prima de Susana..

Paralelamente, la fiscal Luisa Pontecorvo -titular de la UFI N°3 de Moreno- ordenó allanar el domicilio de Alberto Peralta, el hombre al que las amigas de la víctima señalaron como pareja de Susana.

Según contaron fuentes policiales, la mujer de 42 años habría tenido una discusión con Peralta el lunes 7 de noviembre, un día antes de la desaparición. Un dato sospechoso preocupa a la familia: que a partir de este nuevo novio, se le habían acercado a la mujer amistades que tenían “mala reputación en el barrio”.

Peralta quedó detenido luego de que los efectivos hubieran descubierto que intentó esconder una pistola calibre 45 con numeración limada. Por el momento, el hombre está detenido por la portación del arma de guerra y no por la desaparición de su pareja. Los voceros contaron que se negó a declarar ante el fiscal Federico Soñora.

Otro dato clave está relacionado a la expareja de Susana, el padre de la beba de 18 meses que todavía tomaba la teta de su madre. La mujer, madre de otros tres hijos, se había separado por la violencia que existía en la relación.