• Dólar
  • BNA $165.75 ~ $173.75
  • BLUE $309.00 ~ $313.00
  • TURISTA $272.25 ~ $285.45

24 C ° ST 22.99 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Horror

La mamá del niño abusado en un viaje de egresados denunció un pacto de silencio

La mamá asegura que las autoridades escolares taparon el brutal hecho y que obligaron a los otros chicos a borrar el video del ataque. Además, explicó que no es el único hecho de abuso registrado en la institución escolar.

27 Octubre de 2022 19.22

La madre del nene de 11 años que sufre una discapacidad motriz y que fue abusado por tres compañeros en un viaje de egresados, reveló que una de las docentes obligó a los alumnos a “hacer un pacto de silencio” y que además les pidió sus celulares para borrar los videos que grabaron del brutal hecho.

“La docente los bajó del micro para hacer un pacto de silencio y amenazó a mi hijo para que no diga nada porque yo la iba a cagar a trompadas. Les dijo ´lo que pasa en la costa, queda en la costa´”, contó Leyla en diálogo con A24.

La mujer no sólo destapó el accionar de los docentes durante el viaje, sino que también expuso cómo se manejaban en las clases: “Mi hijo contaba que los profesores veían y se reían de las amenazas que los compañeros le hacían”.

Sobre lo ocurrido en el viaje de egresados, Leyla explicó que un alumno filmaba mientras otros dos lo abusaban cuando el nene de 11 años estaba durmiendo. “Los docentes me dijeron que era una broma de mal gusto”, agregó.

“La maestra los obligó de manera perversa, asquerosa y repudiable. Una docente les dijo que se calle porque yo iba a prender fuego la escuela”, reveló, y también relató cómo fue el encuentro con su hijo cuando llegó de la Lucila del Mar: “Me abrazó y lloró, yo pensé que era porque me extrañaba. Hace cuatro días que empezó mi calvario. Ya no existe más un buen día para mí”.

Leyla contó que su hijo entró a la escuela N°60 este año, porque el anterior colegio les quedaba a 15 cuadras y él no podía ir caminando por su discapacidad. “Desde que llegó empezó a sufrir bullying, hice varias denuncias durante el año y las actas nunca fueron elevadas al inspector. El inspector nunca dio la cara”, explicó.

En ese sentido, la familia de la víctima señaló que hay más casos de abuso sexual en el colegio: “Al quebrarse mi hijo, todos los nenes empezaron a quebrarse. Las mamás empezaron a preguntar porque les importan sus hijos”.

“La mamá de una nena me contó que su hija no se pudo levantar de la silla en una fiesta porque le tocaban la cola cada vez que se levantaba”, añadió.

El abogado de la familia explicó que los docentes deberían “haber tomado medidas disciplinarias para los chicos y notificar a los padres de lo sucedido”, para luego esperar un posible desenlace judicial. “Lo que menos pueden hacer es borrar los videos porque lo único que están haciendo es encubrir”, señaló.

A su vez, confirmó que los docentes les borraron los videos del celular a los alumnos: “Tomaron el teléfono, invadieron su privacidad y eliminaron los videos. A uno de los chicos le quedó en la base de eliminados y pudo recuperarlos”

El defensor de la víctima contó que tuvo una conversación con el padre de un supuesto abusador: “Le mostré el video y se río porque pensó que era una broma. Me dijo que fue un chiste. Tienen naturalizado eso. Que a una nena le toquen la cola cada vez que se levanta es un abuso”.

 

La versión de otros padres: “A mi hija la amenazaron”

 

La madre de otra alumna de la Escuela N°60 de Moreno contó que a su hija la amenazaron con decir algo sobre lo sucedido: “Le dijeron que si decía algo, la mamá del nene abusado iba a prender fuego la escuela”.

“La docente a cargo de los chicos amenazó a mi hija. La maltrató psicológicamente y la sometió porque no me contó nada hasta ayer a la noche”, dijo la mujer, mientras que reveló que su hija le había contado que “el lugar era un descontrol y los chicos se estaban portando mal”.

También contó que a su hija no le pidieron el celular, pero que a otros alumnos sí, y reveló una charla que tuvo con una docente: “Me dijo que no fue un abuso, sino una broma de mal gusto”.

Un padre de otro alumno confirmó la versión que dieron las maestras: “Ellas dicen que es una broma, no un abuso. Y no es la primera vez que pasa, a una nena le pegaron en la cola, los chicos se bañaban juntos y a uno le sacaron la toalla. Es muy grave”.