• Dólar
  • BNA $145.00 ~ $153.00
  • BLUE $284.00 ~ $288.00
  • TURISTA $239.25 ~ $252.45

28 C ° ST 26.86 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Habría ocurrido el domingo a la salida del boliche Lomas Club

Un joven denunció a la policía por supuestos apremios ilegales a la salida de un boliche

El joven denunció que fue víctima de maltrato por parte de efectivos policiales a raíz del cual terminó con una grave herida en una rodilla. Además, indicó que el procedimiento quedó grabado.

Foto: Mauricio Espinoza.

15 Agosto de 2022 14.24

Nicolás Peludero (18) denunció haber sido víctima de apremios ilegales por parte de la policía de la provincia. El hecho habría ocurrido el fin de semana en inmediaciones al puesto caminero de Las Rejas, resultando con una lesión en la rodilla.

En diálogo con LA UNIÓN, el joven explicó el mal momento que sufrió el domingo, después de la salida del boliche Lomas, cuando regresaba junto a sus amigos y su hermano a su hogar.

“Cuando nos bajamos del colectivo, mientras caminábamos de regreso a casa, dos efectivos se bajaron de una camioneta y tomaron a mi amigo del cuello para aprehenderlo y lo cargaron al rodado. Ante esto, me asusté e intenté grabar lo que sucedía con mi teléfono”. Agregando: “Me hice para atrás, venía con un vaso. Retrocedí un poco y, en lo que retrocedí, me crucé de vereda, al frente, por la mano de la escuela”, señaló, y explicó: “cuando venía bajando, venía grabando, porque sabía que venían con la intención de pegarnos y cuando veo que se cruza un policía del frente, me asusté y me largué a correr”.

El joven admitió que “veníamos consumiendo alcohol, veníamos con unos vasos”, pero remarcó: “No veníamos haciendo nada”. Pelurdo corrió hacia la escuela, en la esquina, donde hay cámaras de seguridad de la Municipalidad, cuyas filmaciones pide ahora, porque en estas habría quedado registrado el incidente.

“Corrí hasta la escuela. Cuando estaba en la escuela un policía salió y me pateó en el pie y me tiraron hacia el asfalto con todo. Se me partió la rodilla. Me golpearon fuerte. Me voltearon y allí recibí bastantes golpes por parte de los policías. Me pegaron con la cachiporra, me pegaron piñas. Cuando estaba en el piso les decía que estaba grabando, que no hice nada. Entonces un policía agarró el celular y me lo tiró al piso, me lo rompió. Eso quedó grabado por el domo. Hay una cámara que habrá visto todo.” También denunció que fue mal atendido en el hospital: “Quedate quieto, sos pícaro, yo no te voy a tocar nada y así te vas a ir”. Yo estaba sentado y no decía nada. No me dio calmantes. Me puso una gasa sencilla, que en el móvil se despegó”, reclamó.