• Dólar
  • BNA $142.75 ~ $150.75
  • BLUE $282.00 ~ $286.00
  • TURISTA $234.30 ~ $247.50

14 C ° ST 13.52 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Super jueves

Día clave para la gestión Massa: se conoce el índice de la inflación y sería el más alto del año

"Para el Gobierno es un shock", reconocen cerca del ministro de Economía y aguardan las cifras del organismo. Mientras se definen detalles para la segmentación de tarifas y el control de gastos en los ministerios.

11 Agosto de 2022 07.19

Una semana después de su designación como ministro, Sergio Massa se prepara para un "Super jueves" en materia económica. Mientras el equipo que acompaña al titular del Palacio de Hacienda termina de delinear los detalles sobre el esquema de segmentación de tarifas y refuerza los controles sobre los gastos permitidos para los ministerios, por la tarde se conocerá el índice de inflación, que probablemente será el más alto del año.

Massa lleva con su equipo una hoja de ruta que se articula bajo tres pilares: orden fiscal, sostener el superávit comercial y fortalecer las reservas. Para avanzar en esos objetivos, este miércoles por la mañana concurrió a su primera reunión de Gabinete en el salón Eva Perón de la Casa Rosada.

Durante la reunión de gabinete y les recriminó a sus pares que no conformen plazos fijos con el dinero presupuestado y luego piden más fondos al Ejecutivo. "No usan el presupuesto que se les mandó, tienen armados plazos fijos y reclaman más fondos", se quejó Massa.

"El gasto de los ministerios no superará lo ya presupuestado durante 2022″, repiten en el equipo del Ministerio de Economía, que encomendó la misión de revisar el detalle presupuestario en el secretario de Hacienda, Raúl Rigo y el jefe de Asesores del Ministerio, Leonardo Madcur. Este jueves se darán a conocer novedades en relación con este punto.

Segmentación de tarifas y preocupación por la sangría de dólares

Para este jueves, además, se espera que el Gobierno informe el detalle del nuevo esquema de tarifas con el que se prevé ahorrar un monto cercano a los $500.000 millones, lo cual representa un valor aproximado del 1% del PBI. Esta es una de las grandes apuestas del ministro para sostener la meta del déficit primario del 2,5% del PBI. Si bien en el Ejecutivo estiman un desvío de 0,7 puntos, intentarán reacomodar la situación para cumplir con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El ministerio de Economía calcula que el 80% de las familias no estarán afectadas por la medida que prevé quitar subsidios a quienes tengan un consumo de energía eléctrica superior a los 400 kWw. Quienes se ubiquen por encima de ese "techo" deberán pagar la tarifa plena sobre el valor excedente. Esta medida no aplicará para los sectores beneficiarios de la tarifa social, que mantendrán los subsidios.

A los topes de consumo que se implementarán sobre las tarifas de luz, se sumará una reducción de subsidios para el gas, que se guiará por la estacionalidad y las particularidades de las distintas zonas del país. En el caso del agua, las modificaciones a los esquemas tarifarios regirán a partir de septiembre.

La cuestión energética es una de las que más preocupa al ministro de Economía porque en ese punto reside su principal desvelo: la escasez de reservas del Banco Central (BCRA). En el acto en Salliqueló que compartió junto al Presidente el miércoles, Massa se refirió al impacto que generó en las arcas del organismo la demanda de la importación de energía que, según dijo, representó US$6600 millones más que el año pasado.

"Entre dejar salir un poco más de reservas o cortar el gas y la luz tomamos la decisión de soltar un poquito, pero garantizar a los argentinos que pudieran tener calefacción, la computadora o las máquinas de las empresas funcionando, era importante que ese crecimiento de la economía y esa generación de empleo no se detuvieran", justificó.

A la espera del "shock" de la inflación

Massa también espera este jueves por la tarde recibir una mala noticia en términos de precios. A las 16 horas el INDEC dará a conocer el índice de inflación correspondiente a julio, que según las estimaciones privadas rondará un valor cercano al 7,5%.

En concreto, el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado por el Banco Central elevó nuevamente sus proyecciones inflacionarias y estimó que para el cierre de años el indicador se ubicará en el 90,2%. Para agosto, en tanto, las consultoras calculan que los precios rondarán el 6%.

Pese a los intentos de paliar la suba de los precios con el aumento de jubilaciones y el bono para las personas mayores -este miércoles se confirmó que la mínima pasará a $50.353- y se espera por un refuerzo para trabajadores del sector privado, en el Gobierno saben que el número de julio no será bueno y reconocen que el de agosto tampoco será beneficioso. De hecho, en los pasillos del Palacio de Hacienda admiten que julio y agosto serán los peores meses en relación con el nivel de precios. "Para el Gobierno es un shock", definen en las oficinas del nuevo ministro.