• Dólar
  • BNA $881.5 ~ $921.5
  • BLUE $1265 ~ $1265
  • TURISTA $1410.4 ~ $1410.4

22 C ° ST 21.32 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Auditoría

El Gobierno descubrió que más de mil comedores fantasma recibían fondos del Estado

De los 2600 merenderos que auditó la Justicia, no pudieron comprobar la existencia de casi la mitad. Entre las hipótesis que maneja el Gobierno, se cree que los recursos se vendían o se utilizaban como herramienta de extorsión.

17 Mayo de 2024 01.37

Poco a poco el Ministerio de Capital Humano está descubriendo todos los tratos bajo la mesa, medidas extorsivas, corrupción y desvío de fondos en los comedores, y el organismo lo lleva a la Justicia. Ayer, la Subsecretaria Legal del Ministerio, Leila Gianni, presentó un listado muy detallado de los 1201 merenderos, el domicilio de cada uno, su situación actual y pone al descubierto que su existencia no pudo ser validada. Sin embargo, las organizaciones habrían recibido miles de millones de pesos.

En las últimas horas, el Gobierno amplió la denuncia -presentada el viernes pasado- en la cual se abrió una causa de defraudación hacia el Estado, debido a que se descubrió que de los 2600 comedores que fueron auditados, casi la mitad fueron identificados como “no validados”.

Esto quedó expuesto luego de una auditoría sobre el Registro Nacional de Comedores y Merenderos Comunitarios de Organizaciones de la Sociedad Civil (RENACOM), ya que se determinó que los funcionarios de la gestión anterior no realizaron los controles correspondientes para validar la existencia de los comedores y así confirmar el envío de mercadería.

El año pasado, de acuerdo al esquema de distribución que tenía el Ministerio de Desarrollo Social, en la mayoría de los casos se recibieron alimentos, aunque, en menor medida, otros accedían a la Tarjeta Alimentar Comunidad, que consistía en un programa en el que se les concedía dinero para comprar alimentos en los comercios cercanos al lugar en donde operaban.

Entre los merenderos del listado,, muchos se encuentran vinculados a organizaciones sociales como el Polo Obrero, el MTE y el Movimiento Evita. Pero, luego de una investigación del periodista Manuel Jove en algunas de las direcciones declaradas, se llegó a encontrar casos insólitos: desde un barrio cerrado en la zona de Ezpeleta hasta una escuela de pole dance.

Por el momento, la principal hipótesis que sigue la Justicia es que los recursos recibidos se utilizaban como herramienta de extorsión, una línea que coincide con la causa que investiga a líderes piqueteros por los aprietes a beneficiarios de planes. Sin embargo, por otra parte, también se cree que los bolsones de alimentos que recibían los comedores se vendían más allá de la inscripción de “prohibida su venta”.

De esta manera, la investigación continuará en la validación de, por un lado, el destino de los recursos otorgados por el Estado y, por otro, en el doble chequeo del funcionamiento de los merenderos inscriptos en el RENACOM.