El kirchnerismo impulsa en el Senado una moratoria para jubilarse sin los 30 años de aportes

De aprobarse la iniciativa, a partir de julio podrían jubilarse una de cada diez mujeres y tres de cada diez varones. El proyecto tomó por sorpresa al Ministerio de Economía.

Juliana Di Tullio, José Mayans, Anabel Fernández Sagasti y Mariano Recalde
Juliana Di Tullio, José Mayans, Anabel Fernández Sagasti y Mariano Recalde

06 Mayo de 2022 12.15

El interbloque del Frente de Todos del Senado de la Nación anunció este viernes en conferencia de prensa un proyecto de ley vinculado con temas previsionales, que incluye la posibilidad de que se puedan jubilar quienes no tienen 30 años de aportes.

Durante la presentación estuvieron presentes los jefes del interbloque oficialista, José Mayans y Anabel Fernández Sagasti; la titular del bloque Unidad Ciudadana, Juliana Di Tullio, y el senador porteño Mariano Recalde, entre otros.

La iniciativa, que no fue consultada con el ministerio de Economía, establece un plan de pagos para deudas previsionales y tiene como objetivo “la inclusión”, explicó Fernández Sagasti, al considerar que se trata de “una medida urgente” que el Senado debe abordar.

“Se hace dificultoso que las personas que cumplen este año 60 y 65 años puedan cumplir con los requisitos de los 30 años de aportes para poder jubilarse este año y el año que viene”, fundamentó la legisladora y especificó que, de aprobarse la norma, “a partir de julio, podrían jubilarse una de cada diez mujeres y tres de cada diez varones”.

Para poder acceder a la moratoria, esa población debería abonar esos períodos faltantes en cuotas luego de anotarse en un registro. Cada cuota sería del 29% de la remuneración mínima imponible vigente. Según la cantidad de años a cancelar, serán 1, 30, 60 o 120 cuotas.

Por su parte, Mayans declaró que, “a mayor justicia social, mayor paz social” y aseguró que el Estado “no se puede hacer el distraído” sobre las deficiencias del sistema actual.

En plena embestida K contra el ministro de Economía, Martín Guzmán, Fernández Sagasti afirmó que “el costo fiscal del proyecto es casi nulo”, y precisó: “Lo hemos consultado con el ANSES, pero es una iniciativa del Frente de Todos, que tiene un mínimo costo fiscal del 0,02%”.

El jueves quedó conformada la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara alta y Di Tullio fue elegida presidenta, acompañada por la cordobesa Alejandra Vigo, de Córdoba Federal, en la Secretaría.

La vicepresidencia de ese cuerpo asesor, en tanto, será ocupada por un integrante del interbloque de Juntos por el Cambio que la oposición aún no designó.