En medio de una situación insólita en Tucumán asumió la primera mujer gobernadora

El mandatario Osvaldo Jaldo, que reemplazó al jefe de gabinete Juan Manzur, viajó a Buenos Aires con una amplia comitiva y provocó un hecho inédito.

04 Octubre de 2021 18.43

El nuevo gobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, provocó un hecho inédito en la historia de la provincia. Su programado viaje a Buenos Aires con una amplia comitiva dejó la casa de gobierno provincial en manos de la legisladora opositora Sandra Orquera, quinta en la línea de sucesión.

La efímera gobernadora estará en el cargo durante solo 24 horas, pero decidió no perder el tiempo: recibió en la gobernación al titular de su partido Fuerza Republicana, Ricardo Bussi, hijo del fallecido represor y exgobernador Antonio Bussi, y avanzó en el análisis de la agenda de seguridad provincial.

La efímera gobernadora tucumana Sandra Orquera (Foto: captura de Twitter/@sandraorqueraok)

La efímera gobernadora tucumana Sandra Orquera (Foto: captura de Twitter/@sandraorqueraok)

En una serie de mensajes publicados en su cuenta de Twitter, Orquera afirmó: “LA PRIMERA GOBERNADORA DE LA PROVINCIA. Hoy estuve realizando mi labor en la casa de gobierno como la primera gobernadora de la provincia”.

Y añadió: “A pesar de que sea por unas cuantas horas seguimos trabajando y luchando con esperanzas para que nuestro querido Tucumán vuelva a ser el Jardín de la República”.

“La agenda de hoy fue abordar el tema Seguridad. Aquí me trajo el pueblo para escucharlos y darles una solución de lo que les preocupa”, escribió en otro de sus mensajes.

Por qué asumió Sandra Orquera la gobernación de Tucumán

Orquera asumió la gobernación tucumana por un hecho insólito. El actual mandatario Osvaldo Jaldo, segundo en la línea de sucesión como vicegobernador, asumió el cargo tras la salida de Juan Manzur a la Jefatura de Gabinete.

Este lunes, Jaldo viajó a Buenos Aires junto a una amplia comitiva que incluyó a los números tres y cuatro en la sucesión: el presidente y el vicepresidente de la Legislatura, Néstor Regino Amado y Juan Ruiz Olivares, respectivamente.

Sandra Orquera recibió al líder de Fuerza Republicana Ricardo Bussi en la casa de gobierno (Foto: Política Argentina)

Sandra Orquera recibió al líder de Fuerza Republicana Ricardo Bussi en la casa de gobierno (Foto: Política Argentina)

Entonces el cargo quedó para la quinta en la sucesión presidencial, Sandra Orquera, del opositor partido Fuerza Republicana y que jamás pensó en que asumiría la gobernación, aunque sea por un día.

Ni lerda ni perezosa, Orquera decidió tomarse muy en serio sus 24 horas en el cargo y decidió ejercer como gobernadora, organizó una reunión para hablar sobre seguridad e invitó al jefe de su partido, Ricardo Bussi, a la casa de gobierno. Incluso se tomó una foto en su puesto junto con el excandidato a gobernador.

Representan cerca de $72.300 millones, que el Tesoro deberá volcar al mercado. Preocupación por la presión en el mercado cambiario.

Al menos por un día, Orquera convirtió la gobernación de Tucumán en un desfile de dirigentes de la oposición, mientras la cúpula del oficialismo tucumano se paseaba por Buenos Aires. Pero más allá de la insólita situación, lo único concreto es que este lunes la provincia tuvo a la primera mujer gobernadora de su rica historia.