Compás de espera en Icaño

Para ATE, el aumento que aceptaron los trabajadores de la salud "es una vergüenza"

El titular de ATE informó además que el conflicto con el Municipio de Icaño está en pausa porque el Ejecutivo Municipal les solicitó un plazo de tiempo para solucionar sus reclamos.

14 Febrero de 2021 19.20

El secretario general de ATE, Ricardo Arévalo, en diálogo con DIARIO LA UNIÓN, anunció que suspendieron las medidas de fuerza en Icaño por un período de tiempo. El titular del gremio informó que se encuentran en un compás de espera por pedido del intendente de la comuna, Pío Carletta. 

“Hemos tenido una reunión con el intendente y allí se labró un acta en la cual se comprometió a solucionar nuestro problema en un plazo de 30 días”, señaló el sindicalista. 

La solicitud presentada por ATE consiste en la bancarización de 148 empleados municipales, otro reclamo es el pago de una deuda que tiene el Municipio con empleados que están en planta a los que les debe tres meses más aguinaldo. Además, los gremialistas piden nueva indumentaria para el personal que está en tránsito.  

En este sentido, Arévalo contó que el petitorio sobre el incremento salarial fue enviado al gobernador Raúl Jalil y a todos los intendentes de manera formal. Según sus declaraciones, en la nota también explicaron la situación de los municipios y la razón del 50 % de aumento que demandan en el marco de las paritarias. 

El gremio también pide la inserción de los trabajadores municipales en las pautas salariales de la provincia para “que no les terminen dando migajas porque cada vez se hace más grande la brecha entre un empleado municipal y un empleado público”. 

Posteriormente, advirtió que hay irregularidades en lo que hace al manejo de documentación dentro de los municipios y que eso perjudica a los empleados. “Hay improlijidades administrativas, hay mucho desorden en los municipios y pedimos que se corrija”, señaló. En este marco, dijo que “hay que terminar con la precariedad y las malas condiciones laborales”. 

El próximo miércoles, ATE se reunirá nuevamente con el ministro de Trabajo, Ariel Luna, para continuar dialogando sobre las necesidades de los empleados. Según el titular de la entidad, aún no mantuvieron un encuentro con el gobernador, pero anhelan que se concrete prontamente.  

“Lo que el Gobierno provincial ofrece contradice la bajada de Nación de que las paritarias no tendrán techo; acá no te dan margen de negociación, te vienen a imponer”, sentenció y agregó: “Tenemos la esperanza y la expectativa; si no llegamos a conseguir un acuerdo favorable, vamos a salir  a la calle”.

Sobre las negociaciones de paritarias que está llevando a cabo el Gobierno provincial dijo que “parece que quieren ser la primera provincia en cerrar un salario bajo para dar el ejemplo de niño obediente”.  

“Con el decreto de los sobresueldos quedó claro que plata tienen, y si hay plata para funcionarios, tiene que haber también para los trabajadores”, sostuvo.  

Finalmente, calificó que el convenio entre la Provincia y la Asociación de trabajadores de la Sanidad (ATSA) por un aumento salarial del 30 % es una “vergüenza”.  

“Los trabajadores de la salud ni siquiera pudieron realizar un petitorio; sus representantes aceptaron para meternos presión y la gente de sanidad se enteró por los diarios del incremento de un 30% en cuotas, lo cual es vergonzoso siendo que ellos fueron los que más se arriesgaron en la pandemia”, declaró y apuntó contra el gremio que representa al personal de la salud: “No cumplen como un sindicato que debe defender a los trabajadores; son interlocutores y gestores del Gobierno que tramitan y hacen lo que el Ejecutivo les dice; les importa un comino la necesidad de los empleados”. 

Por último, dijo que también exigen que haya una cláusula o decreto que permita la actualización automática del salario mínimo vital y móvil, ya que en marzo debe ascender a $21.600. “Hoy en día algunos sectores ni siquiera cumplen con el pago del monto actual de $18.000”, puntualizó el titular de la entidad.