Sigue la polémica por el folleto sobre “tomar poquita” cocaína: “Si no hay reacción, pronto estaremos como México”

El sociólogo, economista y ex ministro de Educación, Juan José Llach, aseguró que la campaña de la polémica en Morón es “la punta del iceberg de la narcopolítica”

27 Abril de 2022 12.13

El folleto de la Municipalidad de Morón que invitaba a “tomar poquita cocaína” en el marco de un festival solidario y familiar generó una fuerte polémica. A las críticas del arco opositor y de los expertos por la forma y el ámbito en el cual se difundieron los consejos, se sumaron tres denuncias penales contra el intendente Lucas Ghi por apología del consumo.

El sociólogo, economista y ex ministro de Educación de la Nación Juan José Llach cuestionó el “descaro” del jefe municipal porque “promueve el consumo de porros y demás” y alertó que este tipo de conductas representan “la punta del iceberg de la narcopolítica”.

El prestigioso intelectual fundamentó su hipótesis de “complicidad de políticos con los narcos” y puso de ejemplo la mexicanización por la que atraviesa la ciudad de Rosario. “Si no hay reacción, pronto estaremos como México”, dijo.

“Es impresionante lo que se ha extendido el narcotráfico en la Argentina. El caso de Rosario es muy preocupante. Allí hay peleas entre bandas y muertes casi todos los días. Es una ciudad que está muy instrumentada, casi tomada, por el narcotráfico”, añadió.

Para Llach, en este contexto, “con una Argentina donde está aumentando preocupantemente la penetración del narcotráfico, es muy mala idea lo del intendente de salir a publicitar el 'consumo cuidado' de las drogas”.

Acordate de estos consejos. El porro conseguilo de fuentes confiables. Con la cocaína y las pastillas andá de a poco y despacio. Tomá poquito para ver cómo reacciona tu cuerpo”, decía uno de los folletos que fueron entregados en mano en un stand a quienes concurrieron a pasar el día al predio Quinta Seré, en Castelar. “Corremos serio peligro pero para el intendente Ghi al parecer no es tan grave. Es como decir: si tomas, que sea buena”, se lamentó Llach.

El sociólogo alertó por el “estado de peligro” en el que se encuentra la sociedad. “Aunque no estamos en el estadio de México, vamos en esa dirección”, insistió y recordó que en ese país hay estados donde directamente gobiernan los narcos.

En este sentido, comentó que en la Ciudad de Buenos Aires “hay asentamientos que están muy intensamente ocupadas por los traficantes” y reveló que –por ejemplo– “en la en Villa 31 todas las madrugadas hay tiros; es el mecanismo que utilizan los distribuidores para dar aviso al resto de los dealers minoristas que llegaron con la droga”.

“Esto es muy peligroso y nuestra política no le da la importancia que merece. Puede ser por complicidad o pasividad porque se ve que es un enemigo al que no podes ganarle la guerra. No se critica ni se dice: hay que combatirlo. Esto tendría que ser una causa nacional. Debería haber una reacción más importante de los dirigentes políticos”, concluyó Llach.

Polémica campaña anti drogas en Morón

Los polémicos folletos fueron repartidos en un stand del festival La Minga, organizado por la Dirección de Juventud, durante el fin de semana pasado. Desde el Municipio aseguraron que la estrategia se enmarca en el Programa de Reducción de Riesgos y Daños asociados al consumo de sustancias psicoactivas legales e ilegales, que lleva adelante la comuna. Y que dicho programa fue puesto en marcha mediante una ordenanza sancionada por unanimidad en el Concejo Deliberante de Morón en junio de 2021.

A raíz de esto, ya se presentaron tres denuncias penales contra el intendente Ghi y otros funcionarios de la Dirección de Juventudes, quienes organizaron un festival. Incluso el obispo de Morón, Monseñor Jorge Vázquez manifestó públicamente su “honda preocupación” por los folletos y advirtió que “ninguna campaña de prevención se debería hacer sin señalar el efecto devastador que tienen las drogas”.

Incluso, la mayoría de los especialistas en el área advirtieron que no sirve el concepto de “reducción de riesgos y daños” frente al consumo de sustancias ilegales, sin políticas de prevención primaria ni promoción de hábitos saludables.