Conmovedora amistad canina: él murió y ella ahora no se despega de su tumba

El dueño de ambas mascotas relató la historia a través de su cuenta de Twitter.

15 Enero de 2022 00.36

Kaya y Gaspar son los protagonistas de una historia que conjuga amor, dolor y amistad. Se trata de dos perros que, a partir de miles de juegos compartidos en la casa de Marcelo, su dueño, entablaron una amistad. Sin embargo, ese lazo se rompió recientemente con la muerte de Gaspar. Desde entonces, Kaya pasa todo el tiempo echada sobre la tumba de su amigo, a quien enterraron en el jardín de la casa de la madre de Marcelo.

La conmovedora historia fue relatada a través de Twitter por el propio Marcelo, quien además publicó una foto en la que se ve a Kaya sobre el sitio donde yace su amigo.

El tuit con el que Macelo contó que Gaspar había muerto y Kaya se acuesta en su tumba. (Foto: Twitter: @macdemarce).
El tuit con el que Macelo contó que Gaspar había muerto y Kaya se acuesta en su tumba. (Foto: Twitter: @macdemarce).

Dos amigos inseparables más allá de la muerte

La foto que compartió Marcelo lo dice todo. Se ve a ambos animales con la lengua afuera y la patita de Kaya apoyada sobre el lomo de Gaspar. En la red social, el joven contó que su perro padecía una enfermedad renal, y hasta pidió ayuda para poder pagar el tratamiento.

“Nuestro amigo está con insuficiencia renal. Sabemos que son momentos difíciles, pero Gaspar sigue peleando como lo hizo mil veces y queremos seguir dándole esa oportunidad. Se agradece el RT. Y gracias de corazón”, publicó.

Fue mucha la ayuda y los mensajes de aliento que Marcelo recibió. No obstante, apenas dos días después de publicar el primer mensaje, el joven dio la triste noticia de que su querido animal había muerto.

“Gasparcito ya es uno con la fuerza. Muchas gracias a todos los que nos ayudaron. Nos regaló un tiempo increíble de compañía y siempre va a estar en nuestros corazones”, escribió.

Gaspar enfermó, y su dueño pidió ayuda para pagar el tratamiento. (Foto: Twitter: @macdemarce).
Gaspar enfermó, y su dueño pidió ayuda para pagar el tratamiento. (Foto: Twitter: @macdemarce).

El perro finalmente fue enterrado en la casa de la mamá del joven, quien compartió la tierna historia con un conmovedor mensaje: “Gaspar fue un compañero único que nos enseñó mucho a todos. Esta es Kaya, su amiga, que ahora no sale de su tumba. Los animales son seres superiores que nunca vamos a entender y que no merecemos”.