• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $235.00 ~ $238.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

25 C ° ST 24.61 °

Unión Radio 91.3 en vivo

El director de la RAE se refirió al lenguaje inclusivo: "La sociedad decide cómo evoluciona su lengua"

Santiago Muñoz Machado explicó que son los hablantes quienes establecen las reglas al hacer uso del idioma.

22 Junio de 2022 21.22

Desde hace unos días, el uso del lenguaje inclusivo está en el centro de la escena política. Primero fue la decisión del jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, de impedir a los docentes que lo utilicen. Después, desde Tecnópolis, le contestó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof: “Hoy, a tanto tiempo de la Revolución de Mayo, no van a explicarnos desde España cuáles son las palabras que usamos. No nos gusta prohibir”.

El presidente Alberto Fernández también se metió en la polémica cuando usó el lenguaje inclusivo en un acto en la Casa Rosada: “No es un problema de idioma, es para que todos se sientan interpelados. Todes se sientan interpelades”. Si, como queda demostrado con estos ejemplos, este tema que es “aparentemente” lingüístico se instala en medio del debate político es porque de lingüístico no tiene tanto.

Nada más oportuno en este contexto que escuchar la palabra del director de la Real Academia Española. La posibilidad se concretó con su visita a Latinoamérica. Santiago Muñoz Machado aprovechó su paso por las Academias de Lengua de Uruguay y Chile para referirse a este tema sobre el cual la institución se pronuncia bastante seguido en su casilla de consultas virtuales.

Durante este tiempo, la RAE sostuvo una posición bastante hermética. Explican que la “e” no forma parte de la morfología española, y que el masculino gramatical ya cumple la función de ser un genérico. También consideran que un cambio gramatical no se produce nunca por imposición de ningún colectivo de hablantes.

La lengua es una caja de resonancia de aquello que sucede fuera de ella.

Sin embargo, esta opinión que parece tan firme, no fue expresada exactamente así por el director de la institución en estos días. En un reportaje con el diario chileno El Tiempo, cuando le consultaron por el lenguaje inclusivo, sostuvo: “La RAE no es la única que puede normar esto, desde luego. Son los ciudadanos, al usar el idioma, los que establecen las reglas. La RAE siempre va un poco por detrás de la ciudadanía. La RAE lo que puede decir es que una fórmula como 'les niñes' no está en los usos generales, no forma parte de la gramática ni es ortodoxa esa manera de hablar y probablemente en muchos lugares no la entenderán. Es más bien una manifestación política, una expresión que no tiene realidad práctica”.

Sobre el futuro de la “e” Muñoz aventuró: “Es la sociedad, son los hablantes quienes deciden cómo evoluciona su lengua. Lo decidirán también con el lenguaje inclusivo. La lengua cambia muy lentamente siempre”.

El término “sociedad” se repite en las afirmaciones de Muñoz y tal vez allí resida lo más importante. La lengua antes que un conjunto de reglas es una ciencia social. Replica los cambios que se van dando en la sociedad. Las reglas o las normas que establece la RAE surgen de la observación de los fenómenos que producen los hablantes. No se trata de una disciplina acéptica, la lengua es una caja de resonancia de aquello que sucede fuera de ella.

En cuanto a cómo va a reaccionar la Academia respecto del futuro de este fenómeno, Muñoz fue muy claro y se refirió a cómo un grupo de hablantes puede disponer libremente de las formas para tratar de imponerlas: “Si hay colectivos que quieren emplearlo o les parece preferente por razones de cualquier clase, pues son muy libres de tratar de imponerlo. Si alguien quiere implantarlo, adelante, y si lo consigue, pues lo felicitaremos en el futuro y en tal caso habrá que cambiar las normas de nuestras reglas para incorporarlo”.