Dicen no al cierre del Monovalente

El Malbrán volvió a marchar y refuerza su lucha por la estabilidad laboral

Los trabajadores del Monovalente sostienen su oposición al cierre del Monovalente e insisten con el pedido de pase a planta permanente. Esto a pesar que la ministra de Salud confirmó que “nadie quedará sin trabajo”. Esperan un importante acompañamiento de la comunidad en la nueva convocatoria.

Foto:
Foto: Gustavo Roldán

13 Octubre de 2021 19.39

El sector salud vuelve a manifestarse en contra de la disposición oficial del cierre del Hospital “Carlos G. Malbran” y dice presente nuevamente a la marcha convocada por los trabajadores y profesionales de la salud del Monovalente. Estos últimos reclaman además y como ya lo manifestaron la semana pasada con la Marcha de las Antorchas, que el pase a Planta Permanente se deje asentado en un “papel y que la promesa no quede sólo en palabras”. Así lo sostienen en diálogo con Diario La Unión.

Foto: Gustavo Roldán.

Desde la semana pasada los trabajadores han sumado no solo el apoyo de la comunidad, que reconoce el gran esfuerzo y trabajo que realizaron y siguen sosteniendo en la pandemia, sino que agregan además el apoyo de sus compañeros de los otros centros de la salud. 

Agrupados en ATE, que ya anunció que van a reforzar y aumentar los quite de colaboración en los distintos hospitales y CAPS de la provincia, estos dicen presente también esta noche desde las 20.30 hs en la Plaza 25 de Mayo.

Foto: Gustavo Roldán.

Semana polémica

La presente es una semana complicada para la cartera sanitaria, que a la fecha no logra llevar seguridad a los trabajadores del Malbrán, a pesar que la misma ministra de Salud aseguró “que nadie se va a quedar sin trabajo”. Sobre este punto el personal de salud fue contundente: “Nosotros necesitamos un poquito más que palabras. Necesitamos algo escrito. Solo eso, no pedimos más”, comentó Laura Navarro, enfermera de UTI a Diario La Unión.

Mientras desde el Gobierno se sostiene que la promesa del pase a Planta Permanente es un hecho y se justifica el cierre del Monovalente como parte de una política sanitaria que avanza en pos de seguir concretando etapas. Es por esto que los trabajadores y profesionales de la salud del centro de salud se preparan para movilizarse otra vez.

Según Navarro, una de las referentes de los profesionales del Malbrán, aunque los trabajadores se sienten tranquilos, en función del apoyo recibido la semana pasada, crece en ellos una nueva inquietud. “Nosotros nos ocupamos de lo cotidiano, es decir de las necesidades de los pacientes, porque eso nos hace olvidar la situación, pero tenemos muy pocos pacientes. Hacemos cada vez menos guardias y lamentablemente cobramos por guardia realizada. Es como que la soga cada vez aprieta más. Solo nos da satisfacción trabajar de lo que nos gusta y ver a los pacientes mejorar. Lamentablemente no comemos de la vocación”.