Lo anunciaría el COE

Eventos nocturnos: reducirían los horarios ante el incremento de casos de Covid

En la previa del anuncio de un nuevo reporte de casos de Covid en la provincia, se analizan nuevas medidas de control. El último rubro que volvió a trabajar, ahora se verá nuevamente afectado. Preocupa la alta positividad de cuatro departamentos.

26 Diciembre de 2021 14.23

La realidad sanitaria de la provincia viene dando signos que llevan a confirmar un alerta. Mientras sigue la preocupación por el aumento de casos con Omicron en la vecina provincia de Córdoba, desde donde en los últimos días regresaron en buen número estudiantes catamarqueños para pasar las fiestas con sus familias y, con el agravante de un importante número de no vacunados, las alarmas ya no pueden no ser escuchadas. 

Por eso mañana habrá una nueva reunión entre los integrantes del Comité ampliado, cuyos integrantes analizarían la posibilidad de reducir el horario nocturno de boliches y fiestas.

En la previa de la celebración de fin de año, habrá que ver los plazos de implementación, porque ya algunos gastronómicos advertidos de esta posibilidad, comenzaron a levantar la voz para manifestar su disconformidad. Y a ellos se suman los empresarios y trabajadores del sonido y de la industria de los eventos, quienes comentaron a Diario La Unión, que se verán también afectados. 

En este caso, la molestia surge por caso, mirando lo que sucedió este fin de semana en el departamento Belén. Allí y por el incremento de contagios se decidió y por consejo del Ministerio de Salud, suspender todas las actividades de concurrencia masiva. Eso hizo que un evento grande como la Noche de la Playa se viera cancelado pero aparentemente la rigurosidad en cuanto a los controles no es el mismo para todos. Desde este sector acusan que las actividades nocturnas siempre son la variable de ajuste en esta pandemia pero la minería no se ve afectada y donde no hay controles ni restricciones. Se acusa a que este sector de tener el libre movimiento de sus trabajadores, la mayoría de fuera de la provincia y que este peligro no es tenido en cuenta por las autoridades sanitarias.

Por lo tanto, si avanza la restricción de los horarios en los eventos y surgen más cancelaciones, por lo menos un sector afectado planteará su molestia, puntualizando que los controles deben ser para todos.

Complicados

Mientras se analiza el aumento de casos, la otra preocupación en Salud está puesta en el 11% de catamarqueños que no registraban tener puestas las dos dosis. El jueves el movimiento en la Plaza 25 de Mayo fue más que importante y develó la gran cantidad de no vacunados. 

Ahora y para poder seguir completando esquemas, se anunció que la opción de este nodo continuará y además se sumarán otros nodos en otros puntos de la provincia en los próximos días. El objetivo es que todas las personas mayores de 3 años completen su esquema de vacunación ante el nuevo brote de Covid-19 que se vive en el país y que también se está haciendo notar en nuestra provincia. Aunque el COE aún persiste con informar semanalmente, el resto de las provincias del NOA y hasta Nación mantienen el informe diario. De esta manera los números son más cercanos y activan una mayor precisión sobre la realidad. De lo contrario, nos regimos de trascendidos e informes extraoficiales. 

Asimismo, ya se conoce que en Belén la positividad pasó de 1.9 a 4.6, dato que aportó el intendente Daniel “Telchi” Ríos a la hora de justificar la suspensión de los eventos masivos en la Cuna del Poncho. Hasta el viernes, el departamento reportaba 34 casos. La otra preocupación es la Perla del Oeste, donde también hay un brote, el Hospital Zonal Andalgalá Dr. José Chain Herrera informó 6 casos, entre el 11 y el 23 de diciembre.

Según la cartera sanitaria los departamentos en riego o por lo menos con un significativo aumento de contagios son 10 y de ellos, 4 los que estarían más complicados. Estos son Belén, Andalgalá, Santa María y Los Altos. En tanto, según datos recabados, se debería agregar a este último grupo a Fray Mamerto Esquiú, donde habría por lo menos 10 familias aisladas no por ser contactos estrechos sino por estar ya cursando la enfermedad.