• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $257.00 ~ $267.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

29 C ° ST 27.6 °

Unión Radio 91.3 en vivo

La controversia continua

Presentaron un amparo colectivo contra la prohibición del Lenguaje Inclusivo en CABA

Organizaciones sociales contra la discriminación elevaron la medida en la justicia porteña. Se abrió una causa y se convocó a personas que quieran opinar.

21 Junio de 2022 14.13

En otro capítulo del debate lingüístico político, la discusión se trasladó al plano judicial. Luego de la decisión tomada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de prohibir el uso del lenguaje inclusivo en los contenidos educativos en escuelas, organizaciones sociales presentaron un amparo colectivo. Ahora, la disputa será en la justicia donde los ciudadanos pueden participar y hacer aportes a la cuestión.

La acción legal se trata de un amparo colectivo, que pretende declarar la inconstitucionalidad de la medida del Gobierno de la Ciudad. A través del expediente del escrito elevado, la jueza a cargo abrió un lapso de tiempo de 10 días para realizar una convocatoria a todas las personas que quieren opinar y participar de la causa.

El reclamo fue presentado ante la Justicia por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT+). Quienes encabezan la presentación son María Rachid (integrante de la Federación y titular del Instituto contra la Discriminación de la ciudad de Buenos Aires) y Mariana Gras Buscetto (profesora de la universidad nacional de La Plata y de la de Tres de Febrero).

El amparo colectivo es a favor de todas las personas afectadas por la medida y reclama la inconstitucionalidad de la prohibición del lenguaje inclusivo. También que se dicten cursos de capacitación sobre la no discriminación y la diversidad lingüística y que no haya sanciones o inicios de sumarios para los estudiantes o docentes que utilicen el inclusivo. Y como primera decisión en la causa reclama que la justicia dicte una medida cautelar que suspenda la resolución mientras se analiza el pedido de inconstitucionalidad.

La jueza Romina Tesone, a cargo de la causa, incluyó el amparo en el Registro de Procesos Colectivos y la semana pasado dispuso difundir la causa judicial “a fin de hacer saber a las personas interesadas que en el plazo de 10 días- podrán presentarse a los efectos de intervenir en el proceso”.

La magistrada aclaró que “sólo serán admitidas aquellas presentaciones que contengan un aporte sustancial a los planteos jurídicos o fácticos contenidos en el escrito inicial y no resulten una mera reiteración de los argumentos que ya han sido planteados”.

No es solamente este reclamo. Desde que Horacio Rodríguez Larreta, jefe del Gobierno porteño, tomó la decisión de suspender el uso de lenguaje inclusivo en escuelas y centros educativos, ya se han presentado cinco causas en el marco de la justicia en lo contencioso administrativo y tributario de la Ciudad.

¿Qué dice la RAE?

Mientras tanto, hace poco Santiago Muñoz Machado, director de la Real Academia Española (RAE), durante su visita por las academias de la lengua española de Chile, Perú, y Uruguay, había declarado ante la prensa que "son los ciudadanos, al usar el idioma, los que establecen las reglas" y señaló que el tema del lenguaje inclusivo es "tanto un debate lingüístico como un debate político".

En el marco del lanzamiento de la Red Panhispánica de Lenguaje Claro, Muñoz Machado visitó esos países y fue consultado por el lenguaje inclusivo, un tema sobre el cual la institución se pronuncia bastante seguido en su casilla de consultas virtuales de Twitter con definiciones como esta: "Lo que comúnmente se ha dado en llamar lenguaje inclusivo es un conjunto de estrategias que tienen por objeto evitar el uso genérico del masculino gram., mecanismo firmemente asentado en la lengua y que no supone discriminación sexista alguna".

A pesar de que la RAE encuentra marcas ajenas a la morfología del español (como la letra "e" para marca de género inclusiva), su titular no se muestra hermético a las "aperturas" del lenguaje en la medida que no "lesionen" el idioma, tal como viene manifestando en numerosas entrevistas. En estos días, de gira por América Latina, volvió a referirse al uso de estas formas, que para movimientos y organizaciones de la región garantizan el derecho de las personas a ser nombradas en todas sus diversidades.

En un reportaje con el diario chileno El Tiempo, consultado por el uso de "niñes" y el lenguaje inclusivo, sostuvo: "La RAE no es la única que puede normar esto, desde luego. Son los ciudadanos, al usar el idioma, los que establecen las reglas. La RAE siempre va un poco por detrás de la ciudadanía. La RAE lo que puede decir es que una fórmula como 'les niñes' no está en los usos generales, no forma parte de la gramática ni es ortodoxa esa manera de hablar y probablemente en muchos lugares no la entenderán. Es más bien una manifestación política, una expresión que no tiene realidad práctica".

"Nosotros constatamos qué clase de castellano es el que se está utilizando por la sociedad en un momento determinado y con estos criterios, que suponen un conocimiento de fondo de la situación, podemos concluir que 'les niñes' no se utiliza o se utiliza muy poco en la práctica. Pero si hay colectivos que quieren emplearlo o les parece preferente por razones de cualquier clase, pues son muy libres de tratar de imponerlo. Si alguien quiere implantarlo, adelante, y si lo consigue, pues lo felicitaremos en el futuro y en tal caso habrá que cambiar las normas de nuestras reglas para incorporarlo", declaró.

En esa misma línea, a la salida de un evento en Uruguay aseguró a medios locales de ese país que "es la sociedad, son los hablantes quienes deciden cómo evoluciona su lengua. Lo decidirán también con el lenguaje inclusivo. La lengua cambia muy lentamente siempre", indicó Muñoz Machado y aseguró que en España no existe la "tensión" que se da en países de América Latina en torno a este tema.

Si bien el director de la RAE reconoció que "la reivindicación de igualdad de la mujer es de las más justas y más evidentemente necesarias en nuestros tiempos", al mismo tiempo advirtió que "el lenguaje no tiene la culpa de la desigualdad de la mujer".