Neuquén

Sembraron 2500 araucarias en el Parque Nacional Lanín para recuperar las zonas afectadas por los incendios

Hace casi diez años las llamas destruyeron una gran superficie en los bosques del lago Ñorquinco.

11 Mayo de 2022 19.04

Las comunidades Ñorquinco, Puel, Catalán y Daigo, junto a actores sociales, se unieron el viernes pasado para plantar más de 2500 araucarias en los bosques del lago Ñorquinco. El objetivo es recuperar parte del ecosistema natural de la región. Se prevé continuar las tareas con otra plantación la próxima semana y otras a principio de la primavera.

Hace casi diez años se produjo un incendio que destruyó a una gran superficie en los bosques del lago Ñorquinco. Tanto habitantes de la zona, como miembros de las comunidades mapuches, se juntaron para llevar adelante este plan de reforestación. Asimismo, integrantes de la asociación civil Amigos de la Patagonia, personal del Parque Nacional Lanín y miembros de la Corporación Pulmarí estuvieron presentes en el evento.

Se prevé continuar las tareas con otra plantación la próxima semana y otras más a principios de la primavera. Hubo un total de 50 personas que participaron dejando las araucarias en la tierra de la zona afectada.

El acontecimiento se pudo realizar a raíz del proyecto Pewen del Parque Nacional Lanín y del proyecto Hacemos Bosque de la Asociación Amigos de la Patagonia, con aportes financieros de la Fundación Suiza Franklinia, que trabaja en la conservación de la naturaleza.

Esta actividad se enmarca en el Proyecto Pehuén del área de Conservación y Manejo de los Bosques Naturales, en conjunto con las Comunidades Mapuches de la zonal Pehuenche y con la participación de Guardaparques, Brigadistas y técnicos del Parque Nacional Lanín, como también brigadistas y organismos de la Provincia de Neuquén.

 

Año 2012: cómo fue el incendio forestal en Tierra del Fuego

 

Las llamas afectaron más de 1500 hectáreas. Pasados los primeros nueve días del inicio del incendio forestal, las autoridades de Tierra del Fuego admitieron que no podían controlar el fuego.

Más de 100 brigadistas, incluido personal del Plan Nacional de Manejo del Fuego, trabajaron en el incendio, cuya causa se atribuía a “un fuego mal apagado hecho por acampantes”.

Personal de la Dirección de Bosques, Defensa Civil provincial, policías, bomberos, maquinistas y motosierristas de empresas particulares y brigadistas de los parques nacionales Nahuel Huapi, Los Alerces, Lanín y Tierra del Fuego, también estuvieron presente.

El secretario de Desarrollo Sustentable y Ambiente de la provincia, Ariel Martínez, declaró la emergencia ambiental y la veda total para fogones en zonas rurales.

La provincia venía padeciendo sequía y fuertes vientos, lo cual alentó a la propagación del fuego.