• Dólar
  • BNA $133.00 ~ $141.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $219.45 ~ $232.65

26 C ° ST 25.02 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Polémica en Salud

Sin respuesta por el traslado de enfermeras al Obispado, se prepara la instancia legal

El Ministerio de Salud y el Hospital “San Juan Bautista” siguen sin dar razones por la maniobra, que el gremio sigue sosteniendo que es ilegal. Desde el clero, según la trabajadora afectada, se las trata de ´cuidadoras´. El resto de los profesionales desplazados, mantienen el silencio por miedo.

17 Julio de 2022 21.18

La polémica generada por la cuestionada maniobra entre el Ministerio de Salud, el director del Hospital "San Juan Bautista" y el Obispado local, sigue sin tener respuesta de ninguna de las partes involucradas. En lo interno, la enfermera que dio la cara y denunció el irregular traslado para cumplir tareas de enfermera acompañante, sí fue durante cuestionada y "advertida" por su nueva patronal. Ante esto, Gabriela Salcedo marcó a quienes la cuestionaron por hablar que "yo dije la verdad. No voy a seguir mintiendo mi status laboral. Lo que dije es en contra del Ministerio de Salud y el hospital, que son los que permitieron esta maniobra" y así lo relató a La Unión al ser consultada por las consecuencias que vivió durante esta semana pasada.

Recordemos que ella y otras tres profesionales de la salud más un kinesiólogo, fueron trasladados, según se pudo certificar mediante una nota enviada desde la cartera de Salud, para que presten labores en el Obispado. Allí cumplen las horas que les corresponden a sus contratos de guardia cuidando a dos sacerdotes con importantes deterioros en su salud. Aquí se debe aclarar que las enfermeras, por profesión y la calidad de su preparación no están llamadas a cumplir horas como "cuidadoras". Por cuanto este es el título que les dan a ellas desde que comenzaron a presentarse en las instalaciones de calle San Martín.

La lista con los nombres de las enfermeras que se envió a la sede obispal, además de la lo ilegal del proceder, como lo marcan desde un primer momento desde ATE Salud, tiene una falla aún mayor. Solo enumeran a tres enfermeras pero desde el nosocomio capitalino trasladaron a una cuarta persona, que no figura en ningún lado. Ella es Gabriela Salcedo, que como comentó, en los últimos días logró que se la incluyera en una planilla de asistencia que debe "controlar la gente del Obispado".

Ante todas estas irregularidades administrativas, para los organismos de la Provincia y morales, para las eclesiales, desde el gremio se adelantó que van a activar las instancias legales. "Lo que están haciendo con estos compañeros es ilegal. Sobre todo con Gabriela, que no figura en ninguna de las notas que envió el Hospital al Obispado y, por lo tanto, su situación es aún más grave", indicó José "Tato" Traverso al ser consultado sobre lo que hará la entidad gremial.

Se acotó que ya se presentó nota durante la semana pasada a la ministra de Salud, Dra. Manuela Ávila pero a la fecha, no se obtuvo respuesta. En la misma se solicita que "las enfermeras que están cumpliendo tareas en órbita del Obispado, regresen al Hospital "San Juan Bautista o a cualquier otro centro de salud donde sean necesarias". En contexto y como no hubo respuesta ni solución, desde ATE Salud adelantaron que esta semana van a activar las instancias legales, por cuanto se sostiene que "no es correcto que las trabajadoras cumplan tareas por fuera del ámbito del Estado provincial".

Destrato y risas

Gabriela comentó que luego de la publicación de La Unión, el recibimiento en su nuevo espacio de trabajo, no fue el mejor. Le recriminaron haber hablado y le plantearon que de no ser en ese lugar, "no había donde trasladarlas". En este punto la enfermera reiteró a sus interlocutores que ella había dicho la verdad.

"Ahora lo que me desespera es mi situación y la incertidumbre laboral", señaló la damnificada. Sus otros compañeros de traslado, hasta ahora mantienen el silencio. Sobre eso Salcedo consideró: "tienen miedo. Saben que si no es esto, nos dejan sin trabajo".

Comentó luego que la relación con las autoridades del nosocomio tampoco son las mejores. "Hablé con el director asistencial, Lic. Raúl Aramburu y la Dra. Johana Carrizo y no solo no hicieron nada y no me dieron razones de lo que hicieron, sino que se me rieron en la cara. Esa fue su respuesta a mi situación", relató molesta la enfermera.