• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $257.00 ~ $267.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

13 C ° ST 12.21 °

Unión Radio 91.3 en vivo

La vez en que la selección argentina de rugby venció a Sudáfrica y nacieron Los Pumas

El equipo atravesó un proceso virtuoso en la década del '60 que le permitió ascender y empezar a codearse con los rivales más fuertes a nivel mundial.

19 Junio de 2022 20.34

Los Pumas. tiene en la actualidad un nombre y un prestigio bien ganados en el rugby internacional, tanto que integra el círculo de lo equipos más poderosos del Hemisferio Sur y cada año puede codearse con All Blacks, Wallabies y Springboks en el Rugby Championship. Pero para llegar a este presente hay que mirar lo que sucedió el 19 de junio de 1965, hace 57 años, el día en que nació nombre que acompaña a la selección argentina.

Son Los Pumas desde aquella jornada en Johannesburgo. Fue la primera gran gesta del rugby nacional en uno de los países con mayor tradición en el rugby. Los representantes de aquel equipo heroico de 1965 tuvieron en 2015 un tremendo homenaje, al cumplirse medio siglo: fueron invitados a presenciar el duelo entre Los Pumas y los Springboks por el Rugby Championship en Durban, y vieron en vivo y en directo otra victoria histórica, por 37 a 25.

 

La explosión del rugby en Argentina

 

Durante el siglo XIX, un grupo de inmigrantes irlandeses contribuyó al establecimiento de los primeros clubes de rugby, aunque únicamente se permitían socios con sangre británica en las instalaciones. Luego de la instauración de este deporte mediante juegos en las clases de educación física en los colegios de élite en la capital, empezó a popularizarse e incluso llegó a convertirse en furor entre las clases bajas.

Los socios fundadores de la primera asociación, denominada River Plate Rugby Football Union, fueron apenas cuatro: Buenos Aires Football Club, Club Atlético del Rosario, Lomas Athletic y Belgrano Athletic. La liga, por su parte, fue creada en 1899, el mismo año en el que se promulgó el inicio de la unión de clubes.

Sin embargo, haría falta esperar once años más para que el seleccionado diera el puntapié. En 1910, un equipo proveniente de la Universidad de Oxford arribó a tierras sudamericanas con el agregado de cuatro jugadores escoceses. Aún sin una identidad definida, Argentina fue denominada -por el arraigo del deporte con sus bases- como Gran Bretaña XV. El debut absoluto, el 12 de julio, fue con derrota por 28 a 3.

Antes de la consolidación, Argentina protagonizó otros tres duelos con magros resultados ante los elencos del Viejo Continente, pero con balance positivo ante su contrincante regional. En 1927, la Selección de las Islas Británicas -también conocida como Lions- viajó a nuestro país y consiguió diez triunfos en sus diez partidos disputados contra el combinado nacional.

Cinco años después, los Junior Springboks -el segundo equipo de Sudáfrica- también visitaron el país y ganaron los dos encuentros que jugaron. En 1936, los Lions, nuevamente, se encargaron de dar otro golpe: se impusieron en los diez cotejos.

El seleccionado empezó a consolidarse a nivel mundial a partir de mediados de los '60.
El seleccionado empezó a consolidarse a nivel mundial a partir de mediados de los '60.

Posteriormente, y en un lapso de dos años, el conjunto argentino logró tres victorias importantes ante Chile, que también estaba en vías de desarrollo, y sentó las bases de cara a un futuro crecimiento, que empezaría a gestarse de la mano de entrenadores con experiencia en el extranjero.

 

Los Pumas, de la transición a la gloria mundial

 

El presidente de la Unión Sudafricana Danie Craven impulsó para 1965 una gira por Rhodesia del Sur y Sudáfrica, con el objetivo de que Argentina se midiese ante los mejores del mundo. La preparación previa estuvo a cargo de Izak van Heerden, un técnico destacado, y los conductores fueron Alberto Camardón y Angel Guastella.

Una de las jornadas destinadas al entrenamiento había sido suspendida por mal clima y los jugadores, con tiempo libre, jugaban al truco en las instalaciones del bar de Gimnasia y Esgrima. Al ver aquella postal, van Heerden no dudó. “El tipo nos hizo cambiar inmediatamente. Fueron dos horas infernales de entrenamiento, con saltos de rana y cuerpo a tierra. Había cambiado el método; nos sometió a un trabajo inusual, de extrema dureza”, contó la metamorfosis el capitán de aquel elenco, Aitor Otaño.

Un año después, el staff tomó el avión rumbo a Rhodesia -hoy Zimbabwe- y padeció la rudeza de sus rivales: los dos primeros duelos con conjuntos africanos de segundo orden acabaron con el saldo de tres jugadores argentinos lesionados. Por ello, el equipo se juramentó “no dejarse castigar más” y el semblante se modificó con vistas al partido clave ante Junior Springboks.

 

El partido definitorio y el nacimiento de Los Pumas

 

El escenario era inmejorable: cerca de 50.000 espectadores se habían acercado al Ellis Park para ser testigos de la primera e inesperada derrota de Sudáfrica ante Australia. Con la presión a cuestas, Argentina hizo historia. El triunfo fue por 11-6, con los tries de Marcelo Pascual, Eduardo España y Raúl Loyola, y con la inestimable colaboración de Eduardo “Negro” Poggi, situó al seleccionado como uno de los más poderosos del planeta. Además, sentenció el apodo que sería bisagra a lo largo del tiempo.

El festejo de Los Pumas tras vencer por 37 a 25 a Sudáfrica en Durban,. por el Rugby Championship.
El festejo de Los Pumas tras vencer por 37 a 25 a Sudáfrica en Durban,. por el Rugby Championship.

La creación del mote de Los Pumas fue establecida por el periodista Carl Köhler, quien había considerado que el elenco sudamericano debía contar con un nombre característico como los “All Blacks” neocelandeses y los “Wallabies” australianos. Ante las grandes dificultades de los cronistas del exterior para pronunciar la palabra yaguareté, un animal propio del Norte de nuestro país que se encontraba en el escudo de la Unión Argentina de Rugby (UAR), puma era más fácil de identificar. Por un error lingüístico, la historia quedó escrita.