La canasta básica se duplicó desde que asumió Fernández

En octubre, una familia tipo necesitó $ 72.365 para no ser pobre

Lo informó el Indec. En el último año, el salto fue del 49,3% y alcanzó los 30.925 pesos. La canasta total (con servicios) tocó los 72.925 pesos.

18 Noviembre de 2021 16.54

El precio de la canasta básica total (CBT) escaló 2,6% en octubre y alcanzó los 72.365,30 pesos para una familia tipo integrada por una pareja y dos hijos de seis y ocho años, informó este jueves el Indec.

Esos datos dan cuenta que el costo de la canasta que contempla productos y servicios básicos, escaló un 45%, lo que equivale a unos 22.453,70 pesos en los últimos doce meses, de acuerdo con los registros oficiales.

La variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a septiembre de 2021 fue de 3%. Así, subió 49,3% en el último año y alcanzó los 30.925,34 pesos.

La diferencia de encarecimiento entre la CBA y la CBT está dada porque esta última contempla los servicios (energía eléctrica, gas, agua, entre otros), y las tarifas de los mismos vienen siendo pisadas por el Gobierno, al menos en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Qué pasó desde que asumió el Gobierno

Desde que asumió el presidente Alberto Fernández, el precio de la Canasta Básica Total para un hogar en el que vive una familia tipo de cuatro personas pasó de 38.960,33 a 72.365,29 pesos, por lo que acumuló un alza del 85,74%.

Y la Canasta Básica Alimentaria pasó de 15.584,14 a 30.925,34 pesos, por lo que su costo se elevó en un 98,44%. El Índice Precios al Consumidor (IPC), que también informa el Indec, mostró un alza del 100,24% en el mismo período.

Cómo son las canastas

La canasta básica alimentaria se ha determinado tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades, según el Indec.

Se seleccionaron los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población, a partir de la información provista por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo) 1996/97.

Dicha composición fue validada, en términos de la estructura alimentaria, con el patrón de consumo que surge de la ENGHo 2004/05.

Dado que los requerimientos nutricionales son diferentes según la edad, el sexo y la actividad de las personas, es necesario hacer una adecuación que refleje las características de cada miembro de un hogar en relación con sus necesidades nutricionales.

Para ello, se toma como unidad de referencia el requerimiento energético (2.750 kcal) del varón adulto y se establecen relaciones en función del sexo y la edad de las personas. Se construye así una tabla de equivalencias. A esa unidad de referencia se la denomina “adulto equivalente”.

Para determinar la canasta básica total (CBT) se amplía la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios. La estimación se obtiene mediante la aplicación del coeficiente de Engel (CdE), definido como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales observados en la población de referencia.

La pobreza en la Argentina

En septiembre, el Indec informó que el porcentaje de pobreza fue de 40,6% en el primer semestre del año, mientras que el nivel de indigencia se ubicó en 10,7% en el mismo período.

"Con respecto al segundo semestre de 2020, la incidencia de la pobreza registró una reducción de 0,4 puntos porcentuales en los hogares y de 1,4 puntos en las personas. En cambio, en el caso de la indigencia, mostró un aumento de 0,4 puntos en los hogares y de 0,2 puntos en las personas", señaló el INDEC. En el primer semestre de 2020 la pobreza era 40,9%.

El 40,6% registrado para el primer semestre equivale a 18.500.000 personas , proyectando a todo el país, incluyendo las zonas rurales, los datos que difundió hoy el INDEC. De ese total, 4.900.000 son indigentes porque tienen ingresos por debajo del costo de los alimentos básicos.

Por su parte, por rango de edades, y a pesar de las ayudas sociales, sobresale la pobreza infantil, entre los menores de 14 años: 54,3% o 5,8 millones de chicas y chicos son pobres, apenas 2 puntos menos que el 56,3% de la primera mitad de 2019 y 3,4 puntos menos que el 57,7% de la segunda mitad del año pasado.

Esto significa que entre 5 y 6 de cada 10 de chicos menores de 14 años vive en hogares pobres. Casi un tercio (31,2%) de los pobres son menores de 14 años.