• Dólar
  • BNA $817.5 ~ $857.5
  • BLUE $1065 ~ $1065
  • TURISTA $1308 ~ $1308

27 C ° ST 27.64 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Enero 2024

Los autos que bajarán de precio gracias a la reducción del Impuesto al Lujo

Lo hará el Gobierno por decreto. Es un impuesto que afecta a todos los 0km del segmento chico, que hoy salen $14 millones

01 Enero de 2024 17.12

El impuesto al lujo se convirtió en una gran problemática para los fabricantes de autos, que si bien tienen que lidiar con temas complejos como la falta de dólares para pagar las deudas que acumularon los últimos años, en este caso afecta al precio de los 0km más masivos y populares del mercado.

Con la inflación que hubo en los últimos meses, todos los modelos del segmento chico y de entrada de gama quedaron afectados por este gravamen que impacta en los 0km con un precio de venta al público a partir de los 14 millones de pesos.

El problema es que ya no quedan 0km por debajo de esa barrera, y en muchos casos, las marcas los sostienen de forma artificial, haciendo que toda una gama tenga el mismo valor, solo para decir que no aplica el impuesto al lujo. Aunque, los sobreprecios se terminan pagando en el concesionario.

Ahora, según anticipó el medio nacional Ámbito, la primera escala del impuesto será reducida a 0% por decreto, el principal pedido de las automotrices, lo que permitiría que el precio de los autos baje y los 0km de entrada de gama sean más accesibles.

¿Cómo se aplica el impuesto al lujo a los autos?

El impuesto al lujo tiene dos escalas. La primera, para los autos que superan los $14 millones promedio, con un incremento de 25% del valor; y la segunda escala, a partir de los $27 millones, provocando una suba real de 50 por ciento efectiva.

El problema con este impuesto comenzó con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, en 2014, cuando se aumentó el porcentaje a fin de afectar a los modelos importados, que en ese momento eran furor.  El decreto, que en enero cumplirá 10 años, establecía que "aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, sea superior a $28.000 y hasta $50.000 estarán gravadas con una tasa del 30%", mientras que "para el caso de que se supere el monto de $50.000 será de aplicación la tasa del 50%".

Mauricio Macri, en enero de 2016, bajó la primera escala, y luego Alberto Fernández la llevó al mismo nivel de la era Kirchner.

Actualmente, con la suba de precios de los 0km, todos los modelos empezaron a quedar atrapados por la medida, incluso los de producción nacional, lo que encendió todas las luces de alarma, porque ya no era un impuesto para proteger la producción local, sino que afecta a todos por igual.

Lo que se buscará hacer en este caso es volver al plan anterior, de eliminar la primera escala, una medida aclamada por varias marcas. De hecho hace una semana, el presidente de Renault, Pablo Sibilla, dijo en una entrevista durante el E-Tech Day: "Lo que se pide al Gobierno es ajustar el impuesto interno. Si bien no se puede cambiar, si se puede bajar a 0% la alícuota del primer nivel. Se puede tocar la primera escala para no pagar el impuesto con un auto como el Renault Sandero. Es una necesidad urgente, esta en el top cinco de los temas a resolver". Unos días después, parece que será realidad.

Al respecto, un mes atrás, el presidente de Toyota, Gustavo Salinas, también se refirió al tema y había anticipado que, de bajar este gravamen, reducirían automáticamente el precio de los autos que están afectados.

¿Qué autos podrían bajar de precio?

Actualmente, todos los modelos del segmento chico tienen alguna versión impactada por el impuesto al lujo. Ellos son Fiat Cronos, Peugeot 208, Volkswagen Polo, Renault Sandero, entre los más populares.

En estos casos, las versiones más equipadas podrían bajar su valor, mientras que las base podrían reducir el precio para mantener la brecha con las full.

En el segmento de SUV chicos pasa lo mismo. Volkswagen NIvus y T-Cross, Chevrolet Tracker, Citroën C4 Cactus, Fiat Pulse, tienen algunas versiones por encima de los $14 millones, que pagan este impuesto. Y si se saca la primera escala, podrían reducir la brecha entre versiones y bajar los valores.

En el caso de la gama media, modelos como Toyota Corolla Cross y Toyota Corolla, también están alcanzados por la medida en su primera escala.

Luego, hay modelos donde la modificación no se notará porque ya están alcanzados por la segunda escala, como es el caso del Volkswagen Taos, de producción nacional, que sale en sus 3 versiones 32 millones de pesos. O el Ford Territory.

Mientras tanto, las automotrices esperan que un decreto modifique esta medida y empiecen a volver los precios a la normalidad.