EE. UU.

Durante 20 años una mujer convenció a su esposo de que él tenía alzhéimer para robarle su dinero

La hija del hombre descubrió lo que ocurría y denunció a la esposa de su padre. Durante esos años logró robarle a su esposo cerca 600.000 dólares.

11 Noviembre de 2021 19.16

Una estafa tuvo lugar en el seno de una pareja. La mujer mantuvo inmerso en un engaño a su esposo: le hizo creer que estaba enfermo durante dos décadas. Fue en Estados Unidos, en la ciudad de Connecticut, mientras el hombre creía que tenía alzhéimer, la mujer logró hacerse cargo de todos los ingresos de la economía familiar. De a poco, fue sustrayendo una suma considerable de dinero.

Ella logró sostener su engaño durante 20 largos años y le robó una suma cercana a los 600.000 dólares que le iba sustrayendo a su esposo.

Afortunadamente, la situación fue percibida por un familiar cercano al hombre y salió a la luz cuando la hija de la víctima halló extractos bancarios de los que su padre no tenía conocimiento.

Seguidamente, la joven indagó a su padre sobre estos llamativos resúmenes y el hombre le confirmó que pertenecían a su esposa, llamada Donna Marino, que era quien se encargaba de todos los asuntos financieros debido a la enfermedad que él padecía.

De esta manera, la familia pudo comprender que la mujer se había estado aprovechando de que el anciano tenía pánico a sufrir esta enfermedad ya que tenía antecedentes familiares relacionados con esta dura dolencia y había tomado este punto débil para de a poco ir sembrando la duda alejarlo de los temas económicos y manejar todo el dinero ella misma.

En la declaración que hizo la víctima da cuenta de un momento en el que Donna Marino había convencido al anciano de que no ingresara en la entidad bancaria donde se encontraba el dinero familiar, haciéndole creer que en una ocasión había causado disturbios. Así logró mantenerlo al margen.

La hija de la víctima logró que su padre comprendiera que su actual esposa le había robado los ahorros de su vida y ambos denunciaron a Marino ante la policía y solicitaron el divorcio inmediato. Luego, la mujer fue detenida y, en su defensa, adujo que utilizaba el dinero para “ayudar a su familia” y no para “derrocharlo”.