• Dólar
  • BNA $132.00 ~ $140.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $217.80 ~ $231.00

12 C ° ST 10.88 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Espías ucranianos afirman que Putin está gravemente enfermo y pronosticaron cuándo morirá

Kyrylo Budanov, mayor general en jefe del servicio secreto de Kiev, aseguró que espías lograron infiltrarse en el Kremlin. “Putin no tiene mucha vida por delante”, expresó.

28 Junio de 2022 07.14

El mayor general Kyrylo Budanov, jefe del servicio secreto de Ucrania, dijo que Vladimir Putin está gravemente enfermo y que le quedan menos de dos años de vida. El funcionario ucraniano dio una entrevista a USA Today y aseguró que Putin “no tiene una larga vida por delante”. De acuerdo con Budanov, espías ucranianos lograron infiltrarse en el Kremlin y recolectaron la información utilizando técnicas de “inteligencia humana”.

Putin tiene 69 años, una edad avanzada para su país considerando que la esperanza de vida en Rusia es de 66 años para los hombres.

El canal de Telegram del Servicio de Inteligencia Exterior (SVR), supuestamente coordinado por un funcionario del Kremlin, comunicó que hace dos semanas Putin tuvo que recibir “asistencia médica urgente” por una “enfermedad aguda”.

De acuerdo a esta fuente, los especialistas le pidieron a Putin que no esté mucho tiempo en público. El mandatario habría manifestado un malestar mientras hablaba con militares. También se habló de “debilidad y mareos” tras una reunión que duró 90 minutos.

Otra de las cuestiones que despierta especulaciones tienen que ver con la cara y el cuello de Putin, que se ven bastante hinchados, lo que se agravó tras el comienzo de la invasión a Ucrania. Un agente encubierto del Servicio de Inteligencia Rusa (FSB) aseveró que al líder ruso sólo le quedan unos tres años de vida.

“Tiene una forma grave de cáncer que progresa rápidamente”, abundó la fuente, que además aseguró que Putin “está perdiendo la vista” y que se niega a utilizar anteojos para no mostrar signos de debilidad.

Qué dicen desde el Kremlin

Aunque desde el Kremlin continúan asegurando que Putin está en perfecto estado de salud, las últimas apariciones públicas del exteniente de la KGB son cuanto menos extrañas, y alimentaron los rumores de la prensa internacional. Algunos aseguran que el dictador tiene mal de Parkinson; otros leucemia, cáncer de tiroides, un tumor cerebral o incluso los primeros síntomas de demencia.

Un video registrado a mediados de junio volvió a despertar la polémica sobre el estado de salud del mandatario ruso, convertido en un villano internacional después de que ordenara la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero.

Para Occidente, las únicas pruebas del estado de salud del mandatario ruso son los videos donde aparece públicamente. En ocasiones se lo ve con dificultades para caminar, su cara hinchada y una postura que dista de considerarse como erguida. También parece desorientado, con comportamientos irracionales, y manifiesta temblores en manos y piernas.

El mandatario entregó hace dos semanas el Premio Estatal de la Federación Rusa a Nikita Mikhailov, un reconocido cineasta local y cercano al régimen. Un video del momento se volvió viral en las redes: allí Putin aparece con una postura inestable, balancéandose de un lugar a otro, con sus piernas temblando sin parar.

No es la primera vez que se habla de la salud de Putin. Durante los últimos meses de abril, el comportamiento del presidente ruso se parece al de una persona enferma. En una reunión con Serguéi Shoigú, su ministro de Defensa, se ve a Putin temblando y sosteniéndose de una mesa. Para la ceremonia de las Pascuas ortodoxas, Putin no dejó de tambalearse y realizó extraños movimientos con su boca. Algunos afirman que estuvo “distraído” e “inquieto” durante la misa.

Durante el Día de la Victoria, una de las festividades más importantes de Rusia, Putin permaneció sentado y cubierto con una manta debido al crudo invierno de aquellas latitudes.

Muchas personalidades a nivel mundial hablaron sobre la salud del mandatario. Un exagente de inteligencia de la Federación Rusa, Viktor Mikhailovich, publicó en su canal de Telegram que Putin será operado de cáncer y que los médicos le recomendaron reducir sus apariciones públicas al máximo. Richard Dearlove, exlíder del servicio de espionaje británico MI6, opinó que la “mejor explicación” es que Putin padece de la enfermedad de Parkinson. El economista Anders Aslund tuiteó que a mediados de mayo lo operaron de cáncer de abdomen. Condoleezza Rice, exsecretaria de Estados de George W. Bush, dijo que Putin “siempre fue calculador y frío, pero esto es diferente. Parece errático”.

Otro de los que opinó fue el exagente de la KGB Boris Karpichkov, quien aseguró que Putin padece de Parkinson, demencia y otras numerosas enfermedades. “Está, o al menos actúa, como loco y obsesionado con ideas paranoicas”, dijo al diario The Sun.

Fuentes anónimas, que aseguran ser de la inteligencia de Estados Unidos, revelaron al diario Newsweek que Putin parece de cáncer avanzado y que estaría muy cerca del final de su vida. Incluso especulan que su reemplazante sería Nikolai Patrushev, quien ocupa el cargo de jefe del Consejo de Seguridad de la Policía Federal de Rusia. Patrushev es uno de los hombres más cercanos de Putin.

Sólo rumores

Sin embargo, desde el Kremlin niegan cualquier información y aseguran que el líder ruso está en perfecto estado de salud. Sergei Lavrov, ministro ruso de Relaciones Exteriores, negó que estén preocupados por la salud del presidente. “Puedes verlo en las pantallas, leer y escuchar sus actuaciones. No creo que las personas cuerdas puedan ver signos de algún tipo de enfermedad o mala salud”, afirmó.

Michael Clarke, analista de defensa y seguridad norteamericano, dijo a Sky News: “He hablado con varias personas, que dicen que no se puede detectar la enfermedad de Parkinson por la forma en que camina. Y no se pueden detectar los síntomas del cáncer con solo mirar fotografías”. Para el experto, “no hay pruebas convincentes”.

“El 7 de octubre cumplirá 70 años. Se sabe que usa bastante botox, siempre digo que está tratando de embalsamarse a sí mismo mientras aún está vivo. Se mueve con los médicos, se sabe que hay un pequeño equipo de médicos que nunca está lejos, y se dice que sale de las reuniones a intervalos frecuentes para ir a consultar con alguien. Sospecho que solo es un hipocondríaco, para ser honesto”, declaró Clarke.

“Si él está enfermo, o se enferma, desde Rusia dirían que el presidente renunció y que ahora la guerra será llevada a cabo por Nikolai Patrushev, que es tan desagradable como Putin. Al menos sería un cambio de cara con el que Occidente podría hacerlo, pero eso es solo una posibilidad secundaria, en realidad”, cerró el especialista.