Catamarca, “a los tiros”

Ahora balearon a un hombre en su auto, como venganza por el adolescente atacado a la tarde

El ataque ocurrió a las 22.50 hs, en calle Esmeralda al 200. El hombre recibió el impacto de bala en el muslo izquierdo. La agresión, también perpetrada desde una motocicleta, tiene relación con la balacera al adolescente, en horas de la tarde.

31 Julio de 2020 00.15

El supuesto intento de robo, por parte de un adolescente de 16 años, de una bicicleta habría desencadenado en dos violentos episodios, protagonizados por sujetos en motos, quienes balearon a un adolescente y a un hombre de 41 años, en presuntos “ajustes de cuentas”. Sin embargo, los investigadores no descartan otras hipótesis, como supuestas “deudas” por droga. Por fortuna, los proyectiles no causaron lesiones que pusieran en riesgo la vida de los heridos. La Fiscalía, a cargo del Dr. Jonathan Felzstina, investiga los hechos que cuentan con, al menos, cuatro denuncias, donde tanto las víctimas como los supuestos victimarios se denunciaron mutuamente (ver aparte). 
En cuanto al hecho más reciente, este ocurrió el miércoles a las 22.45, donde Daniel Claudio Pacheco (41) recibió un impacto de bala en el muslo izquierdo, con orificio de ingreso y salida. LA UNIÓN pudo saber de voceros de la causa, que dicho ataque fue perpetrado desde una motocicleta, según los dichos del herido y su pareja, Miriam Silva. A la hora de mención, Pacheco conducía un automóvil VW Polo, color azul, dominio AE 054 IF, por calle Esmeralda, cerca de su domicilio, cuando, metros antes de llegar a la intercepción de calle Caseros, una moto con dos personas a bordo se les acercó por el lado de la ventanilla del acompañante. 
Silva, quien iba sentada allí, bajó el vidrio cuando -según contó a los investigadores- escuchó que le preguntaron qué “había pasado con una mujer -de quien, para no entorpecer la investigación judicial, se reservará su apellido y solo se la identificará con el nombre Blanca L.- para, de inmediato, -siempre según la denunciante- uno de los sujetos sacar un arma de fuego y efectuar un disparo contra la humanidad de Pacheco, quien se encontraba al volante del rodado. 
El proyectil ingresó por el muslo izquierdo del conductor y continuó su trayectoria con orificio de salida, para terminar alojado en el panel de la puerta del conductor. Tras el disparo, los motociclistas huyeron por calle Caseros, con sentido norte.  
Alertados por la pareja del herido, efectivos de la Comisaría Segunda arribaron al lugar del hecho y, tras entrevistarse con Pacheco y Silva, convocaron una ambulancia del SAME en la que, luego de recibir los primeros auxilios en el vehículo, el herido fue trasladado al Hospital San Juan Bautista, donde recibió la atención necesaria. 
Luego de socorrer al herido, los uniformados pusieron en conocimiento de la Justicia lo sucedido, ordenando el fiscal que personal de la Unidad Judicial N° 2 se apersonara en calle Esmeralda casi Caseros y junto a los peritos de Criminalística llevaran a cabo el trabajo de rigor correspondiente. 

Los autores 
En cuanto al autor del disparo y el cómplice que lo acompañaba en la motocicleta, las fuentes consultadas indicaron que, por el momento, los investigadores se encuentran abocados a dar con sus paraderos, uno de los que podría ser reconocido por la pareja del herido. 
Asimismo, se supo que desde la Fiscalía se solicitó, ya a través del personal de la División Investigaciones, la remisión de las imágenes de las cámaras de seguridad, tanto del municipio como de la Policía, ubicadas en la vía pública, en inmediaciones al lugar del hecho; como así también, de algunas cámaras de seguridad privadas. 
El supuesto intento de robo, por parte de un adolescente de 16 años, de una bicicleta habría desencadenado en dos violentos episodios, protagonizados por sujetos en motos, quienes balearon a un adolescente y a un hombre de 41 años, en presuntos “ajustes de cuentas”. Sin embargo, los investigadores no descartan otras hipótesis, como supuestas “deudas” por droga. Por fortuna, los proyectiles no causaron lesiones que pusieran en riesgo la vida de los heridos. La Fiscalía, a cargo del Dr. Jonathan Felzstina, investiga los hechos que cuentan con, al menos, cuatro denuncias, donde tanto las víctimas como los supuestos victimarios se denunciaron mutuamente (ver aparte). 
En cuanto al hecho más reciente, este ocurrió el miércoles a las 22.45, donde Daniel Claudio Pacheco (41) recibió un impacto de bala en el muslo izquierdo, con orificio de ingreso y salida. LA UNIÓN pudo saber de voceros de la causa, que dicho ataque fue perpetrado desde una motocicleta, según los dichos del herido y su pareja, Miriam Silva. A la hora de mención, Pacheco conducía un automóvil VW Polo, color azul, dominio AE 054 IF, por calle Esmeralda, cerca de su domicilio, cuando, metros antes de llegar a la intercepción de calle Caseros, una moto con dos personas a bordo se les acercó por el lado de la ventanilla del acompañante. 
Silva, quien iba sentada allí, bajó el vidrio cuando -según contó a los investigadores- escuchó que le preguntaron qué “había pasado con una mujer -de quien, para no entorpecer la investigación judicial, se reservará su apellido y solo se la identificará con el nombre Blanca L.- para, de inmediato, -siempre según la denunciante- uno de los sujetos sacar un arma de fuego y efectuar un disparo contra la humanidad de Pacheco, quien se encontraba al volante del rodado. 
El proyectil ingresó por el muslo izquierdo del conductor y continuó su trayectoria con orificio de salida, para terminar alojado en el panel de la puerta del conductor. Tras el disparo, los motociclistas huyeron por calle Caseros, con sentido norte.  
Alertados por la pareja del herido, efectivos de la Comisaría Segunda arribaron al lugar del hecho y, tras entrevistarse con Pacheco y Silva, convocaron una ambulancia del SAME en la que, luego de recibir los primeros auxilios en el vehículo, el herido fue trasladado al Hospital San Juan Bautista, donde recibió la atención necesaria. 
Luego de socorrer al herido, los uniformados pusieron en conocimiento de la Justicia lo sucedido, ordenando el fiscal que personal de la Unidad Judicial N° 2 se apersonara en calle Esmeralda casi Caseros y junto a los peritos de Criminalística llevaran a cabo el trabajo de rigor correspondiente. 
 

¿Robo o droga?  El origen de las balaceras

El ataque que tuvo como víctima a un adolecente de 16 años, perpetrado el miércoles a la tarde, y el sufrido por un hombre de 41 años, ese mismo día, pero a la noche, también en el sur de la ciudad, estarían vinculados y tendrían un mismo origen. Aparentemente, el intento de robo, el martes a la tarde, de una bicicleta, por un adolescente de 16 años - quien sería o a quien habrían confundido con el herido de La Viñita- en la casa de la pareja de Daniel Pacheco -el hombre baleado en su auto-  sería el o, al menos, uno de los motivos que habrían desencadenado las balaceras en presuntos “ajustes de cuentas”, aun cuando otra línea investigativa orientaría el hecho, es decir, el supuesto accionar del adolescente a un tema relacionado con drogas. 
En relación al hecho del supuesto intento de robo de la bicicleta, LA UNIÓN tuvo acceso a la denuncia realizada por Miriam Silva (40), con domicilio en calle Entre Ríos al 2.000. La mujer contó que regresó el día miércoles a las 18.00 horas -dos horas después de registrado el ataque al adolescente y cuya denuncia fue formulada por una tía sobre el suceso que sindicó al hijo de la mujer y a otro joven de apellido Pacheco de ser los autores-, halló la puerta de ingreso a la casa, abollada. Al preguntarle a su hijo, Miguel Ángel Pacheco, quién estaba en el interior, le dijo que ayer -por el martes-, un chico de 16 años había intentado robarle la bicicleta y que él lo golpeó y que el chico reaccionó pegándole una patada a la puerta. Asimismo, indicó que su hijo le manifestó que no había denunciado el hecho, por lo que ella resolvió ponerlo en conocimiento de las autoridades. 
Hipótesis 
Voceros policiales y judiciales, abocados a dichas investigaciones, al ser consultados por este diario, indicaron que manejan como hipótesis la “venganza” o “ajuste de cuentas” en ambos hechos. Puesto que los nombres en los episodios se repiten, aun cuando aparecen otros, guardan algún tipo de relación familiar con los principales protagonistas. La presencia de armas de fuego en los episodios preocupa a los investigadores, quienes ayer continuaban abocados a dar con el paradero de los atacantes de ambas balaceras, quienes fueron identificados por las supuestas víctimas. 
Una pieza del rompecabezas que los investigadores aún no pueden ubicar en el armado de la trama es la denuncia realizada por un peluquero, el día miércoles 29, donde señala con nombre y apellido al adolescente baleado en La Viñita, junto a otros dos hombres de 45 y 50 años, de haber apedreado su casa y amenazado de muerte.  
 

Se presentó y quedó arrestado  

Al mediodía de ayer, Miguel Ángel Pacheco se presento en la fiscalía de calle Junín al 600, ante el fiscal Felsztina y quedó arrestado. Según trascendió de voceros judiciales, el joven de 25 años se habría hecho presente junto al abogado Pedro Vélez de manera espontánea, ya que tenía conocimiento de que había sido denunciado como supuesto partícipe en el hecho, donde el miércoles a la tarde, un adolescente de 16 años fue atacado desde una moto, recibiendo un disparo de arma de fuego, que solo le rozó el abdomen.  
Según informaron a LA UNIÓN voceros judiciales, Pacheco quedó arrestado en la División Investigaciones y los investigadores contarían con elementos que podrían ubicar al joven en la escena del hecho. 

Denuncias y contradenuncias, las piezas de la investigación 

18:10: Claudia Ivana Soria (40) denunció, en la Unidad Judicial N° 2, que llegó a la casa de su sobrino, el adolescente herido de 16 años y, como a las 16.30 horas, ingresó el jovencito y le contó que dos hombres, a los que identificó como Miguel y Nahuel Pacheco, de 25 años, quienes se conducían en una moto tipo CG, de color rojo, le dispararon rozando uno de ellos el abdomen, provocándole lesiones.  
20:30: Miriam Silva (pareja de Daniel Claudio Pacheco, el hombre baleado en su auto) denunció en la Unidad Judicial N° 6, que al regresar a las 18.00 a su casa, encontró la puerta de ingreso abollada y, al preguntarle a su hijo quién estaba en el interior, le dijo que un adolescente de 16 años, que había querido robarle la bicicleta (?), pateó la puerta.  
21.30: Franco Arévalo (28), de profesión peluquero, domiciliado en calle Los Troncos, denunció a Héctor Romero (50), Cristian Soria (45) y a un adolescente de 16 años -el chico baleado en La Viñita-, quienes, alrededor de las 20.00, llegaron a su domicilio, le arrojaron piedras y lo amenazaron de muerte. 
22:45: Daniel Claudio Pacheco (41) denunció en el Precinto Segundo que dos sujetos en moto le dispararon a través de la ventanilla del acompañante y lo lesionaron en el muslo de la pierna izquierda.