• Dólar
  • BNA $142.75 ~ $150.75
  • BLUE $282.00 ~ $285.00
  • TURISTA $234.30 ~ $247.50

21 C ° ST 20.29 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Ya suman once los detenidos

Detienen a tres guardiacárceles que integraban una organización narco dentro y fuera del penal

Un preso que gozaba de las salidas transitorias usaba dicho beneficio para ingresar la droga a la cárcel. Una vez en el penal, la sustancia era entregada a los guardiacárceles, quienes la comercializaban luego entre los reos.

21 Septiembre de 2022 15.39

Tres guardiacárceles que prestaban funciones en el penal de Miraflores, departamento Capayán, permanecen desde hoy a la noche alojados en la Delegación de la Policía Federal, sindicados como integrantes de una organización narco que se dedicaba al tráfico de estupefacientes en el interior del servicio penitenciario provincial, a disposición del Juez Federal de la provincia, Dr. Miguel Ángel Contreras. 

LA UNIÓN pudo conocer de fuentes vinculadas a la causa que las detenciones de hoy, de los guardiacárceles de apellido Valdez, Molina y Brandan guardan estrecha relación con una investigación iniciada meses atrás por tráfico de estupefacientes en el interior de la cárcel. En el marco de esa causa, la justicia federal tiene ya ocho detenidos, entre ellos, una mujer, un padre y su hijo, el principal eslabón de esta cadena, quien cumple en el penal una condena impuesta por la justicia provincial.

Según se informó, la detención de los tres guardiacárceles se concretó en horas de la siesta de ayer en el interior del servicio penitenciario, en momentos en los que los ahora detenidos se encontraban cumpliendo su trabajo. Personal de Gendarmería Nacional arribó al lugar -en cumplimiento de la orden emanada desde la justicia federal-, procediendo luego al traslado de tres guardiacárceles a la policía federal, donde se encuentran detenidos.

 

Causa

 

La investigación que derivó en la detención de los tres guardiacárceles tiene sus orígenes varios meses atrás, cuando los investigadores lograron determinar que un interno del penal de apellido Jiménez, quien gozaba del beneficio de salidas transitorias, era quien ingresaba la droga y las pastillas al penal; las que luego entregaba a los guardiacárceles para que fueran estos quienes las distribuyeran entre la población carcelaria.

Cuando el reo regresaba de su salida transitoria al penal expulsaba en el baño las pastillas y las bochitas de cocaína y marihuana que se “tragaba” cuando se encontraba fuera de la cárcel, sustancia que era proporcionada por otras cinco personas, todas ellas detenidas, entre las cuales estaba su padre y una mujer, familiar de Jiménez. Dentro del penal, el joven, quien es un eslabón importante de esta cadena de narcotráfico, contaba con la colaboración de otro interno de apellido Barros que, ahora, conjuntamente con Jiménez, fueron imputados por la justicia federal.

 

Escuchas

 

Según se informó, Jiménez contaba un teléfono celular dentro de su celda, con el que mantenía contacto con sus “proveedores”. A través de las escuchas telefónicas, los investigadores pudieron identificar a los guardiacárceles que se dedicaban a distribuir la sustancia en la cárcel.

Como en la jerga se habla en clave y se modifican constantemente los nombres, el personal a cargo de la investigación debió dedicar mucho tiempo para, finalmente, lograr identificar a los guardiacárceles y concluir hoy con las detenciones de los tres empleados.

En cuanto al resto de los integrantes de la organización narco, voceros judiciales informaron que estos se encuentran detenidos en distintas comisarías de Capital.