Ella se habría ido por cuenta propia

Detuvieron por abuso sexual al padre de la nena tucumana que había desaparecido y encontraron en Córdoba

El hombre que la trasladaba en auto junto a otra adolescente fue liberado, aunque seguirá vinculado a la causa. La justicia secuestró cartas, diarios y cuadernos íntimos de la víctima.

09 Noviembre de 2021 12.17

La investigación del caso de la nena de 12 años que había desaparecido en Tucumán y fue encontrada horas después en Córdoba junto a una adolescente de 15 y un hombre identificado como Gerardo “Porteño” Olmos, dio un vuelco rotundo en apenas una semana. Este domingo detuvieron por presunto abuso sexual al padre biológico de la menor.

Unas ocho cartas escritas de puño y letra por la chica que era buscada fueron la primera pista firme que analizaron los investigadores. Según publicó el diario local La Gaceta, de ellas surgió la sospecha de que se hubiera ido por sus propios medios para escapar de los abusos sexuales que sufría en su casa.

Con el correr de las horas y el avance de la causa, el llamado que ella misma realizó a sus familiares para decirles que estaba bien y que no la buscaran más alimentó aquella hipótesis. No obstante, el primer detenido del caso fue el hombre que conducía el auto en el que la hallaron bajo la sospecha de un secuestro vinculado a una red de trata.

Pero fue la cámara Gesell a la que fue sometida la menor el último viernes la que volvió el foco de la investigación al principio: el entorno íntimo de la víctima. Sin entrar en detalles, se supo que la nena declaró que había sido violada por su padre y también que despegó al “Porteño” al afirmar que solo había querido ayudarla.

La versión que dio la víctima fue respaldada por la otra adolescente que viajaba con ella en el auto cuando la policía los interceptó en Córdoba, por lo que la Justicia decidió liberar a Olmos después de que respondiera a una caución de $300.000.

Al mismo tiempo por orden del juez Néstor Rafael Macoritto, este domingo efectivos de la Comisaría Bella Vista Unidad Regional Este allanaron la casa del padre biológico de la víctima, donde detuvieron al sujeto que más tarde fue imputado del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la convivencia.

Por otra parte, en el mismo domicilio se secuestró el teléfono celular del acusado, y también cartas, diarios y cuadernos íntimos de su hija para poder avanzar con la investigación.

Las dos chicas permanecen juntas y contenidas por un equipo de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAyF). Además, desde que las encontraron, reciben la asistencia de mujeres policías de la División Trata de Personas.

De acuerdo a los medios locales, un pequeño perro que adoptaron cuando las rescató la policía se convirtió en la clave para ayudarlas en su adaptación a la casa de alojamiento a la que fueron trasladadas, hasta que pudieron regresar a Tucumán. Es por eso que las psicólogas del equipo pidieron que el animal viaje también para reunirse con ellas lo antes posible y desde el Ministerio de Seguridad indicaron que eso podría suceder el próximo viernes.

En cuanto a los familiares de las adolescentes, que tendrán que cumplir un aislamiento de 15 días, la Justicia impuso una prohibición de acercamiento hasta que se aclaren los hechos.