Diez años de cárcel por abusar de una niña

El veredicto fue dictado por los jueces de la Cámara Penal N°1. El fiscal, Alejandro Dalla Lasta, había pedido 13 años, pero, hasta que no quede firme la sentencia, el ahora condenado seguirá libre.

03 Mayo de 2022 12.23

Un sujeto de 40 años, cuyos datos personales se reservan para resguardar a la niña, fue condenado por los jueces Mauricio Navarro Foressi, Fernando Esteban y Rodolfo Moreno, ayer al mediodía, a la pena de diez años de cárcel, por ser encontrado culpable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la guarda.

En el inicio de la audiencia, que se desarrolló a puertas cerradas por el ser el delito de instancia privada, el tribunal escuchó a los testigos citados para el plenario. El primero en tomar la palabra fue el fiscal Alejandro Dalla Lasta, quien mantuvo la imputación del condenado, valorando entre otras pruebas, el testimonio de la madre de la víctima, así también como las pericias realizadas a la menor. 

Dalle Lasta pidió la pena de 13 años de prisión. Luego, fue el turno de la Asesora de Menores, Dra. Daniela Faerman, quien también solicitó pena para el imputado, compartiendo los conceptos vertidos por el representante del Ministerio Público Fiscal, en cuanto a la responsabilidad del imputado en el hecho endilgado.

Sin embargo, cabe destacar que en el recinto también se escucharon los alegatos del abogado defensor, Dr. Luciano Rojas,  quien pidió la absolución de su asistido.

Antes de retirarse a deliberar el veredicto, los magistrados le dieron la última palabra al acusado, quien al igual que en el inicio del juicio, optó por guardar silencio.

 

Sentencia

 

A las 12 del mediodía, el tribunal volvió a reunirse en la sala, y por secretaría se dio lectura al veredicto de la sentencia, que por unanimidad resolvieron declarar culpable al imputado por  delito de abuso sexual gravemente ultrajante y  agravado por la guarda, con una pena de 10 años de cárcel.

Asimismo, se indicó que el condenado llegó en libertad al juicio, pero que una vez que la sentencia quede firme recién irá a prisión.