Abuso eclesiástico

El sacerdote Gutiérrez, a un "paso" de cumplir la condena en la cárcel

Así lo resolvió el máximo tribunal de la provincia quien si bien admitió el recurso de casación presentado por la defensa del cura no hizo lugar a lo solicitado. Ahora sólo le resta la instancia federal. En febrero del año 2022 se conocerá si el abogado hace o no uso de dicho recurso. En caso negativo, Gutiérrez comenzaría a cumplir la pena de 12 años de prisión en el penal de Miraflores.

Foto de archivo: Cesar Gómez/La Unión.
Foto de archivo: Cesar Gómez/La Unión.

31 Diciembre de 2021 00.51

El sacerdote Juan de Dios Gutiérrez está a un paso de ingresar al penal de Miraflores. Ayer, se conoció que la Corte de Justicia de la provincia resolvió, mediante sentencia N° 39/21 dictada el pasado 27 de diciembre, no hacer lugar al recurso de casación, interpuesto por los abogados defensores del cura, y confirmar la resolución impugnada. Es decir, ratificar el fallo emitido por unanimidad por el tribunal de la Cámara Penal N° 3 el día 14 de mayo del año en curso, a través del cual se declaró culpable a Juan de Dios Gutiérrez del delito de abuso sexual agravado por ser ministro de Culto, imponiéndole una pena de 12 años de prisión. Referenciado en parte de los fundamentos que el sacerdote “inventó astutamente esa historia de padre-hija y “... la forma maliciosa en que la inició sexualmente con una perversidad propia de un manipulador y egocéntrico”.

Si bien la defensa del sacerdote, quien goza de la libertad hasta tanto la sentencia quede firme, puede plantear un recurso federal, el Código Penal habilita a que pueda darse cumplimiento a la pena impuesta y que desde el penal el condenado pueda seguir con las etapas de apelación.

En relación a los fundamentos de la sentencia que lleva la rúbrica de los ministros de la Corte de Justicia, doctores Carlos Figueroa Vicario -presidente-, Vilma Molina, Ricardo Cáceres, Raúl Cippitelli, Hernán Martel, Fabiana Gómez y el subrogante Fernando Esteban; a la que tuvo acceso este diario, los ministros analizaron, entre otros aspectos del planteo, que los argumentos que postula la defensa del sacerdote no condicen con lo evidenciado en la causa, en tanto, no logran demostrar el error que predica del mérito efectuado sobre el conjunto de indicios convergentes invocados en la sentencia como indicativos de la autoría de Juan de Dios Gutiérrez, en el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser el autor ministro de un culto cometido en contra de la menor, P. A. M., quien concurría al grupo juvenil J. U. P. A. C., a cargo del sacerdote, en busca de contención emocional.

Por otra parte, dicen los fundamentos, “nada dice la defensa del estado de vulnerabilidad emocional en el que se encontraba la menor y del aprovechamiento y la manipulación de Gutiérrez, quien siendo once años mayor que P. A. M., inventó astutamente esa historia de padre-hija, buscando distintas oportunidades para estar a solas con la víctima, envolviéndola con su picardía y confundiéndola, a la vez que, la fue aislando de su entorno, para ser él el centro de su vida, sin proponerle en ningún momento recomponer los vínculos con su progenitor.

Ante este escenario, quedó demostrada la forma maliciosa en que la inició sexualmente con una perversidad propia de un manipulador y egocéntrico que solo tenía interés en satisfacerse y gratificarse sin importar las consecuencias”.

Por otra parte, la abogada querellante de la víctima, Dra. Silvia Barrientos, consultada por este diario, manifestó que “La sentencia aún no está firme hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación así lo establezca, si a ella recurren en tiempo y forma - haciendo referencia al recurso federal que la defensa del acusado aún puede presentar”.

Sin embargo, remarcó la letrada, “que haya rechazado la Corte esta casación significa la cárcel para el cura”.

La causa 

En el año 2015, Juan de Dios Gutiérrez fue imputado e indagado por la Fiscalía de la Tercera Circunscripción Judicial, con asiento en la ciudad de Belén, departamento homónimo, del delito de abuso sexual agravado por ser ministro de culto y cometido en contra de una adolescente de 16 años.

El hecho fue denunciado por la madre de la adolescente víctima, luego de encontrar los mensajes que el cura le enviaba a su hija, de los cuales hizo captura de pantalla, y luego, los ofreció como prueba al fiscal. Finalmente, en mayo de este año, se llevó adelante el juicio oral que finalizó con la sentencia de 12 años de cárcel. En los fundamentos de la sentencia emitida por el tribunal de la Cámara Penal N° 3, que fue ahora ratificada por la Corte de Justicia, resaltaron que “el abuso fue cometido en un contexto de violencia de género”. De esta manera, Gutiérrez es el primer sacerdote condenado por abuso sexual en nuestra provincia. En la agenda judicial, quedan pendiente los abusos sexuales a niños de su comunidad, que tienen como imputados a los sacerdotes Renato Rasgido y Moisés Pachado.