Tinogasta

Encapuchado armado asaltó una estación de servicio

Fue a plena luz del día en la ciudad de Tinogasta, departamento homónimo. Esperaba a la playera en la oficina y le robó cerca de 20 mil pesos.

28 Abril de 2022 23.21

Una joven de 22 años, empleada de una estación de servicio, fue víctima hoy, a plena luz del día, de un violento robo a punta de cuchillo. Un solitario delincuente que cubría su rostro con una capucha y empuñaba un arma blanca la amedrentó y la obligó a que le entregara el dinero de la recaudación, suma que ascendía a los veinte mil pesos, aproximadamente.

Fuentes policiales consultadas por este diario indicaron que, aproximadamente a la 16:30, Milagros Carrión se presentó en la comisaría departamental de Tinogasta y denunció el robo.

Según relato, es empleada de la estación de Servicio Gefo, ubicada en Avenida Illia, esquina Tristán Villafáñez, donde cumple la función de playera desde hace aproximadamente un año con turnos rotativos. Ahora bien, ayer ingresó a trabajar a las 6 hasta las 14 horas, pero cerca de las 13, cuando ingresó a la oficina, fue sorprendida por un sujeto, quien estaba en el interior y tenía su cara cubierta por una remera de color negra. Según explicó luego a la policía, solo se le veían los ojos, que eran de color marrón.

El sujeto tenía, además, un cuchillo de tamaño mediano en su mano izquierda, con el que la amenazó y comenzó  a gritarle “dame la plata”, “dame la plata”, varias veces, a lo que ella comenzó a gritar pidiendo ayuda.

 

Denuncia


Lejos de atemorizarse, el delincuente comenzó a tomar el dinero que estaba en una billetera y colocarlo dentro de una bolsa, lo que fue aprovechado por ella para salir corriendo de la oficina y, nuevamente, volver a pedir ayuda. 
Al regresar socorrida por otras personas, el delincuente ya se había marchado, por lo que llamó a la policía.

Al radicar la presente denuncia, la víctima recordó que el asaltante, entre sus características, sería de una altura de 1.70 metros, de piel blanca, no pudiendo ver el cabello, ya que lo tenía cubierto con la improvisada capucha, siendo este de contextura física delgada. 

Al mismo tiempo indicó que el dinero sustraído ascendería a la suma de 20 mil pesos, que estaban distribuidos en billetes de 50 y 1.000 pesos.

Tras la denuncia policial, el hecho fue informado vía telefónica a la fiscalía local desde donde se impartieron las directivas a seguir.