• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $235.00 ~ $238.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

9 C ° ST 9.32 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Capayán

Imputan e indagan a policía por encerrar a su pareja

Un efectivo de la policía fue arrestado durante el fin de semana por privación ilegítima de la libertad, en perjuicio de su pareja.

30 Noviembre de 2021 22.54

Ayer se conoció, que un suboficial de la Policía de la Provincia fue imputado e indagado por el fiscal Hugo Costilla por delitos en contexto de género.

Voceros judiciales informaron que la audiencia tuvo lugar en el edificio de la fiscalía de calle Junín al 600 y se materializó a raíz de la denuncia de la pareja del ahora imputado, a quien, durante el fin de semana último, la habría mantenido cautiva, privándola de la libertad.

Si bien, en cuanto al hecho en sí, es decir, las circunstancias, no fueron dadas a conocer. El fiscal de la causa, consultado por este diario, indicó que, tras la audiencia de indagatoria de imputado, se le otorgó al policía la posibilidad del pago de una caución para recuperar la libertad, aun cuando continuará vinculado a la causa.

Según se informó, se le fijó una caución de 30 mil pesos y medidas de restricción de acercamiento para con la víctima.

En Aconquija

Por otro lado, fuentes policiales y judiciales de la ciudad de Andalgalá, departamento homónimo, informaron que, en las próximas horas, un sujeto de apellido Miranda, de 42 años, será llevado ante la fiscal Rodríguez para su indagatoria.

De acuerdo con lo informado por fuentes consultadas, el último domingo, un hombre de 61 años, quien solo será identificado con sus iniciales para resguardar la identidad de su hija, V.F., se presentó en la comisaría de Aconquija y denunció a su yerno. Según trascendió de dicha denuncia, el sexagenario les manifestó a los uniformados que su hija, de 30 años, L. N. V., lo había llamado por teléfono manifestándole que, en horas de la madrugada, aproximadamente a las 05.00, su pareja, es decir, el acusado, Miranda, estaba en estado de ebriedad y comenzó a insultarla verbalmente, para posteriormente agredirla de forma física, aplicándole golpes de puño y patadas por todo su cuerpo.

Siempre de acuerdo al denunciante, su hija le dijo que se fue al dormitorio y comenzó a sentirse mal, llegando a vomitar sangre. Ante esta situación, se asustó por lo que fue al hospital en horas de la tarde del mismo día -es decir, el domingo-, en donde fue atendida por la doctora de guardia de apellido Lencina, quien dispuso que permanezca internada en el nosocomio para estudios de mayor complejidad.

Tras la denuncia del padre de la víctima, la fiscal de Andalgalá ordenó el arresto del sindicado, quien fue luego trasladado a Andalgalá para su indagatoria.