• Dólar
  • BNA $132.00 ~ $140.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $217.80 ~ $231.00

14 C ° ST 12.19 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Abuso eclesiástico

La fiscalía pidió una condena de 15 años para el cura Gutiérrez por abuso sexual

Foto de archivo.
Foto de archivo.

30 Abril de 2021 10.50

El representante del Ministerio Publico Fiscal de la Cámara Penal N 3, Dr. Miguel Mauvecin, entendió que existen elementos más que suficientes para condenar al sacerdote Juan de Dios Gutiérrez por el delito de abuso sexual. 

Tras un breve cuarto intermedio, la audiencia se reanudará con los alegatos de la parte querellante. Luego hará lo propio la defensa del imputado, quien cabe señalar jueves a la tarde fue notificada por personal del COE que arrojo resultado positivo de Covid-19 el PCR, realizado el miércoles cuando debió abandonar el edificio judicial.

Finalmente, y tras las distintas especulaciones al conocerse que Gutiérrez era positivo de Covid, los jueces Patricia Olmis, Jorge Palacios y Marcelo Soria, reanudaron la audiencia tal como estaba prevista a las 9.15 de la mañana para la exposición de los alegatos de las partes.

El primero en tomar la palabra fue el fiscal Miguel Mauvecin quien sostuvo la imputación en contra del sacerdote, es decir, abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de un culto religioso. Según trascendió, ya que por tratarse de un delito de instancia privada el ingreso de la prensa a la sala está restringido, la fiscalía no tuvo en cuenta el documento que ayer al momento de su declaración el imputado ofreció como prueba nueva en el que comunicaba a las autoridades del obispado de Catamarca su decisión de dejar los hábitos porque se había “enamorado de la supuesta víctima” en el año 2015, habiendo ocurrido el hecho al año siguiente, es decir cuando supuestamente Gutiérrez ya no era ministro del culto religioso. 

Haciendo mención a distintas pruebas que se ventilaron en la sala y los testimonios que se escucharon el represente del ministerio público fiscal pidió al tribunal se declare culpable al sacerdote y se lo condene a la pena de 15 años de prisión.

El alegato se desarrolló con la presencia en las afueras del edificio judicial interrumpiendo el tránsito vehicular de un grupo de personas, casi todas mujeres, quienes supuestamente en representación de organizaciones feministas piden condena para el cura al canto de “Ole, ole, ole, ola, sino hay condena que lio se va a armar”, expresiones que se contradicen con la  manifestación pacífica que se “jactan” desarrollar.