Piden captura internacional para Rafael Bruno, periodista salteño acusado de abusar a una niña

La Justicia penal ordenó su detención, pero hasta el momento no fue aprehendido. Se cree que se fugó a Bolivia.

20 Octubre de 2021 20.05

Un conocido comunicador social de Tartagal identificado como Rafael Bruno es intensamente buscado por toda la zona, luego de ser acusado por su suegra del abuso sexual agravado en perjuicio de una nena de 9 años. Luego de la denuncia formalizada contra el conocido comunicador, la policía llegó a su domicilio en Villa Saavedra en la zona sur de Tartagal pero la vivienda estaba deshabitada ya que ni Bruno ni ningún integrante de su familia se encontraba en el lugar.

A partir de ahí la Justicia penal libró una orden de detención pero hasta el momento Bruno no fue aprehendido y las sospechas más firmes apuntan a que se habría fugado a Bolivia a la zona de Villamontes, una ciudad ubicada a 90 kilómetros de la frontera que el periodista conoce a la perfección por su actividad de periodista de exteriores.
La policía logró determinar que Bruno se ausentó de Tartagal el mismo día de la denuncia (jueves de la semana anterior) y llegó a la localidad fronteriza de Salvador Mazza donde vendió una motocicleta de su propiedad. Desde allí habría cruzado la frontera hacia Bolivia. Pero además, según denunció su ex esposa, el comunicador se llevó una suma de $70.000 que tenía en su poder, producto de unas ventas que también solía realizar en la zona del Chaco salteño.

La detención de Bruno, si efectivamente como se sospecha se encuentra en Bolivia, requerirá de la intervención de los cuerpos consulares de ambas naciones, lo que retrasaría notoriamente el trámite e repatriación.
Bruno ya estuvo detenido en 2006 y cumplió una condena efectiva de 6 meses acusado por violencia de género contra su pareja de ese momento. Dos años después, nuevamente fue detenido por el mismo delito. Además de ser comunicador Bruno es boxeador amateur lo que lo transforma en una verdadera arma andante, sobre todo si sus víctimas son mujeres y una nena de 9 años, si se comprueba finalmente el gravísimo delito que se le imputa contra esta menor.