Cámara Penal Nº 2

Por videoconferencia, condenaron a diez años de prisión a un abuelastro por abuso sexual

El debate inició y finalizó ayer. El imputado declaró desde el penal. En el recinto, no se escuchó a la víctima, sino se leyó su declaración en cámara Gesell, para no revictimizarla. La condena fue de 10 años, por unanimidad.

El tribunal lo condenó por unanimidad.
El tribunal lo condenó por unanimidad.

28 Agosto de 2020 00.30

En la jornada de ayer, inició y finalizó, en la Cámara Penal N° 2, un juicio oral, pero no público, ya que el delito que se ventila es de instancia privada, que tenía como imputado a un hombre de la tercera edad, quien debió responder por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por causar un grave daño en la salud mental de la víctima y por la situación de convivencia”. 
Como el imputado es abuelastro de la víctima, quien actualmente tiene 16 años, pero que padeció los abusos desde que tenía 4 hasta los 12 años, el sujeto no será identificado para resguardar la identidad de la adolescente víctima. 
Minutos después de las 9.30 de la mañana, el tribunal integrado por los jueces Luis Guillamondegui, Fabricio Gershani Quesada y la jueza Elizabeth Cabanilla, abrieron la audiencia con la presencia en la sala del fiscal Gustavo Bergesio, la asesora de Menores, Carolina Acuña Barrionuevo y el defensor oficial, Nolasco contreras. En tanto, que el imputado, quien se encuentra alojado en el Servicio Penitenciario de Miraflores, siguió el debate a través del sistema de videoconferencia.  
Luego de la lectura de la citación a juicio, es decir, la descripción del hecho del que se le acusa, en este caso, al abuelastro, el presidente del tribunal le dio la palabra, para que ejerciera su derecho de defensa. 

Confesión 
Desde el penal, el imputado declaró. Según voceros judiciales, el hombre se hizo cargo del hecho y pidió disculpas, tanto a la víctima, quien tenía 4 años cuando iniciaron los ultrajes, como a la familia. Asimismo, le solicitó al tribunal un tratamiento psicológico.  
Ante el reconocimiento del hecho por parte del imputado y, luego de que la asesora de menores hablara con la adolescente víctima, decidió incorporar su declaración realizada en cámara Gesell. 
Seguidamente, se abrió la etapa de los alegatos, donde el fiscal mantuvo la imputación y pidió diez años de prisión para el abuelastro, lo que finalmente fue sentenciado por el tribunal. En tanto, que en su alegato, la defensa pidió el mínimo.  
El fallo se develó cerca del mediodía. Luego de reanudarse la audiencia y por unanimidad, los magistrados le impusieron la pena de 10 años de prisión al sujeto por el delito de “abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por causar un grave daño en la salud mental de la víctima y por la situación de convivencia”, como había llegado imputado.