Buenos Aires

Un grupo de turistas impidió que la policía le incautara una canasta de churros a un vendedor ambulante

14 Enero de 2022 03.25

En las últimas horas se viralizó un video a través de las redes sociales en el que se puede ver cómo inspectores de la Municipalidad de Pinamar le quisieron incautar la mercadería a un churrero que vendía en la playa, pero los turistas se interpusieron y lograron evitarlo.

Vendedor ambulante de churros

Horas más tarde, el intendente de esa ciudad balnearia, Martín Yeza, justificó el accionar de los oficiales.

En las imágenes difundidas se observa cómo los turistas se enfrentan a los inspectores.

No me empujes que te hago meter yo en cana a vos”, le grita un hombre a un agente. “No le saqués nada”, dice una mujer mientras con sus dos manos tironea de la canasta con la mercadería. “Déjenlo laburar”, se escucha a un tercero.

Luego de numerosas discusiones, algunas de ellas subidas de tono, finalmente las autoridades municipales tuvieron que retirarse, dejando los churros en poder del trabajador, que decidió alejarse del lugar.

El video se difundió rápidamente en Twitter, con comentarios a favor y en contra de lo ocurrido. Fue tal la masividad que llegó hasta el intendente de Pinamar, quien explicó qué fue lo que pasó entre el vendedor ambulante y los inspectores.

Si bien reconoció que la venta ambulante está permitida, aseguró que “tiene algunas condiciones”. Asimismo, respaldó y destacó el trabajo de los inspectores, quienes, según comentó, habrían sido agredidos por los turistas.

“La venta ambulante está permitida, pero tiene un sistema que busca el equilibrio entre que exista oferta y que a la misma vez la playa no sea un griterío de ofertas "Helado, helado!". Buscamos que la gente venga a descansar”.

En otro tuit indicó: “Con el punto anterior pueden no estar de acuerdo, pero hay una cuestión central y es el de los cuidados bromatológicos. Sobre esa venta de alimentos, sin licencia, desconocemos en qué condiciones fueron producidos y quizás se los estás dando a tus hijos. Por eso los cuidamos”.

Y para cerrar detalló: “Si es por puestos de trabajo en Pinamar hay muchos puestos de trabajo, pero a los dos agentes de fiscalización los arañaron por impedir que retuvieran mercadería de dudoso origen. Le agradezco a los agentes el trabajo que hicieron, ojalá les lleguen las disculpas”.

Luego, Yeza se dedicó a contestarle a los usuarios de Twitter que respondieron a sus posteos en el marco del debate a partir de la situación registrada en su municipio. “En Pinamar tenemos más de 1.000 puestos de trabajo disponibles, soy Intendente de Pinamar, acá trabajo hay de sobra”, fue una de las respuestas.

“Martín, con todo respeto, no veo que estés planteando solución al problema que es que el pibe necesita laburo. Se pueden empadronar en algún registro, supervisar los insumos, algo. Hay miles de cosas”, propuso a modo de contrapunto un usuario en Twitter.