Capital

Un médico y un falso policía detenidos por intentar llevarse a un niño de una escuela

Sucedió ayer a la mañana, en un establecimiento escolar de la Capital. El alumno tiene 13 años y su padre, a quien la Justicia le impuso restricciones de acercamiento, vive en Santiago del Estero y pretendía llevarlo consigo.

25 Noviembre de 2021 20.55

Un profesional de la salud de Santiago del Estero permanece detenido en la Comisaría Tercera junto con un amigo al que le pidió que se hiciera pasar por policía de dicha provincia para retirar a su hijo, de 13 años de edad, de la escuela a la que concurre.

En el año 2019 el juzgado de familia a cargo de la Dra. Filippin había resuelto la prohibición de acercamiento del sujeto para con su hijo, situación de la que tenían conocimiento en el establecimiento escolar, lo que evitó que el adolescente fuera llevado de la provincia.

La situación, que causo preocupación en la comunidad educativa, sucedió en la mañana de hoy.

Aproximadamente a las 11.00, la vice directora de la Escuela Municipal Nº 1, que funciona en Avenida Presidente Castillo al 200, Claudia Martinez, se comunicó al SAE 911 solicitando la presencia del móvil policial en el establecimiento educativo, puesto que había un padre que quería llevarse a su hijo de 13 años, del cual se reservaran sus datos personales. El hombre estaba acompañado de un efectivo policial de la provincia de Santiago del Estero.

Según relato la docente, este profesional de la salud, quien solo será identificado con sus iniciales A.B. (37), para resguardar a su hijo, se presentó en la escuela manifestando ser el padre del alumno y afirmando que estaba con un policía judicial de la Provincia de Santiago del Estero, para llevarse al chico. En cuanto al supuesto policial, la directora dijo que el sujeto tenía vestía un chaleco y una gorra de la policía de Santiago del Estero y que se identificó como Miguel Aguirre (43), numerario policial.

Sin embargo, al solicitarle la credencial que acreditara su condición de policía, este manifestó no poseerla en ese momento.

Al arribar los efectivos se entrevistaron con la vice directora, el médico y el asesor de la secretaría de la escuela, Dr. Claudio Contreras, quien les habría manifestado que el médico, padre del adolescente, contaría con una medida de restricción de prohibición de acercamiento, dictada por la Dra. Irma Graciela Filippin, del juzgado de familia de Tercera Nominación de la provincia.

De inmediato y ante tal situación, los efectivos policiales procedieron a arrestar al profesional de la salud y al falso policía, quien sería de profesión albañil.

Voceros policiales y judiciales informaron que, de averiguaciones practicadas, pudieron establecer que la gorra, el uniforme, la insignia y las esposas, como también una credencia falsa, habían sido adquiridas por el médico para su amigo, a quien le habría pedido que lo acompañara a esta provincia a buscar a su hijo y, para ello, había necesitado que fingiera ser un policía, así los docentes de la escuela se lo entregarían.