PASO 2021

Alberto Fernández: “Evidentemente algo no hemos hecho bien"

El Presidente habló en el búnker del Frente de Todos luego de la contundente derrota del Gobierno en la provincia de Buenos Aires y los principales distritos del país.

13 Septiembre de 2021 00.07

Alberto Fernández fue el único orador del Gobierno tras la contundente derrota del Frente de Todos en toda la Argentina y principalmente en la provincia de Buenos Aires, bastión histórico del peronismo. Sin vueltas, el Presidente reconoció lo que dijeron las urnas: “Evidentemente algo no habremos hecho bien para que la gente nos acompañe. Y todos los que estamos aquí escuchamos el veredicto de la gente con respeto y atención”.

“Valoramos la importancia de la democracia y nada es más importante que escuchar al pueblo. Hoy el pueblo se expresó en una situación especial. Pudimos llevar adelante esta elección y en este mes pudimos vacunar a 12 millones de personas y llegar a esta instancia con mas tranquilidad y menos riesgo”, expresó el mandatario en el inicio de su discurso.

Acompañado por la vicepresidenta Cristina Kirchner, Sergio Massa, Máximo Kirchner y los candidatos Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, el mandatario aseguró: “Escuchamos el veredicto de la gente con atención. Sabemos que hay errores que hemos cometido y de ello aprendemos. Hay una demanda que no habremos satisfecho adecuadamente y nos ocuparemos de prestarle atención y resolver lo que la gente nos plantea”.

“Todos los que estamos aquí solo queremos la felicidad de nuestro pueblo y hemos trabajado por eso. Seguramente ha sido insuficiente. Esta enorme encuesta que son las PASO, para nosotros son un dato que vamos a considerar y trabajar para que en noviembre los argentinos nos acompañen”, agregó.

Además, Fernández resaltó que desde el Gobierno tienen “un compromiso”, por lo que le pidió a los militantes del Frente de Todos que “mañana mismo hablen con sus vecinos”. “La campaña recién empieza y en noviembre tenemos que ganar porque tenemos un compromiso para no volver atrás”. “Necesitamos más justicia social, más salud pública y educación pública. Eso es lo que me trajo a la Casa de Gobierno, escuchando el mensaje del pueblo”.

Los candidatos del Gobierno perdieron en 18 provincias: Buenos Aires, Capital Federal, Chaco, Chubut, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Santa Fe, San Luis y Tierra del Fuego.

El Frente de Todos, que presentó las primarias como un plebiscito de la gestión, sufrió un duro revés en las urnas incluso en distritos que históricamente le son favorables, como las provincias Santa Cruz y de Chaco.

Por importancia política y densidad demográfica, el traspié en la provincia de Buenos Aires provoca un impacto especial. El territorio que en 2019 había sustentado la victoria presidencial de Alberto Fernández no sólo se dio vuelta, sino que entregó algunos datos inesperados hasta por los encuestadores del gobierno: el kirchnerismo perdió en 7 de las ocho secciones electorales. Y en la única que ganó, la tercera (Avellaneda, Quilmes y La Matanza, entre otros) ganó por apenas 8 puntos, cuando hace dos años en esos partidos había ganado por más de 30 puntos.