Alberto Fernández se reunirá con Vladimir Putin en Moscú, en una escala previa de su viaje a China

Mantendrá encuentros bilaterales. Además, participará de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022.

.
. .

14 Enero de 2022 17.32

El presidente Alberto Fernández se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin, el próximo 3 de febrero en Moscú. Será en una escala previa de su viaje a China, donde al día siguiente se encontrará con el líder de ese país, Xi Jinping.

Fuentes de Presidencia informaron que la escala en Rusia será de 48 horas y que será para una reunión bilateral que estaba pendiente. “En el encuentro se tratará sobre colaboración en vacunas, inversiones y colaboración en ciencia y temas de interés común”, explicaron.

El motivo original del viaje a China es la celebración de los 50 años de las relaciones diplomáticas entre la República Popular China y la Argentina, que se cumplen este año. Sin embargo, la fecha del encuentro con Xi fue definido en función de la apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno que se desarrollarán en Pekín.

Este último dato es particularmente sugestivo, ya que la competencia olímpica fue boicoteada por Estados Unidos como represalia por la política de derechos humanos del régimen comunista.

El viaje de Alberto Fernández se producirá en un momento crítico de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya que estarán en el tramo final que apunta a llegar a un entendimiento antes del vencimiento del 22 de marzo.
En la Casa Rosada están convencidos de que los gestos hacia los dos líderes que son considerados “rivales estratégicos” por la administración de Joe Biden, no afectará el rumbo de las tratativas con el FMI, a pesar de que fue el propio presidente Alberto Fernández quien reconoció que hoy el diálogo se encuentra trabado por la postura estricta de Washington.

La Cancillería entiende que mantener el diálogo en paralelo con Estados Unidos, y al mismo tiempo con Rusia y China, exhibe la autonomía de la política exterior argentina, más allá de que en este momento el Gobierno busca convencer a la Casa Blanca de su estrategia con el Fondo Monetario Internacional.