PASO en pandemia

En Catamarca votó el 73% del padrón y la característica fue la lentitud en la votación

Con largas filas en medio del intenso calor, los ciudadanos volvieron a sufragar. Los protocolos sanitarios ralentizaron la jornada cívica y eso generó el dato del día y la molestia de los electores. El dato triste fue el deceso de un septuagenario en la previa de su votación.

12 Septiembre de 2021 18.38

Las elecciones PASO 2021 se vivieron con intensidad en nuestra provincia. Los electores habilitados en Catamarca fueron 335.480 y se hicieron presente desde temprano en la mayoría de los 218 establecimientos habilitados por la Justicia Electoral a lo largo de toda la geografía provincial. Sin duda que el dato distintivo de este acto es que el mismo se desarrolló en pandemia, y es la primera vez que un comicio se vio modificado en sus formas por una cuestión sanitaria.

Foto Diario La Unión/ Cesar Gómez

Las mesas de votación del primer test electoral del 2021 abrieron este domingo a las 8 horas en el mejor de los casos y en otros, hubo demoras. El principal inconveniente estuvo dado primero, por la ausencia de las autoridades de mesa asignado, por lo que se debió recurrir al primer ciudadano en la fila. Lo segundo, una vez iniciada la elección, el trámite comenzó con marcada lentitud debido al cumplimiento de los protocolos sanitarios. 

Lentitud 

Estaba previsto que el ingreso de los electores se hiciera de manera reducida y con intervalos en función de mantener la distancia y fue allí que se ocasionaron las demoras. El caso más notorio ocurrió en la cabecera departamental de Belén en la Escuela EPEC nº 2. Allí la votación se demoró por caso más de dos horas porque el ingreso se hacía con tanta lentitud, que el precandidato a senador nacional por Adelante Catamarca, Daniel “Telchi” Ríos, quien tenía previsto votar a las 8.30 hs y había llegado minutos antes, terminó sufragando pasadas las 10.40 hs. 

Foto Diario La Unión / Gustavo Roldán

Ese fenómeno de lentitud fue lo que ocasionó “la imagen” de estas elecciones con largas filas en la mayoría de los establecimientos escolares. En la Capital el primer impacto y referencia de lo que iba a ser en el resto del día fue la larga fila que se formó en el Colegio Fasta. Los votantes daban vuelta por República y la hilera llegó hasta calle Junin.

Donde sucedía esto, mayormente era tomado con calma pero hubo lugares donde los electores manifestaron su malestar. Esto aconteció puntualmente en Fray Mamerto Esquiú donde pasado el mediodía el malestar en la Escuela Municipal nº 1 fue muy evidente por la gran aglomeración de ciudadanos y el desorden que esto generó. Mismo reclamo que llegó a tener aplausos para hacer más evidente el enojo, se vivió en horas de la siesta en el Colegio Pía Didomédico. En la esquina de Ayacucho y República, los votantes mostraron su agravio solicitando a los policías que agilicen las filas para ingresar.

Ante esto y en consonancia con lo que ocurría a nivel país, los ciudadanos continuaron votando pasado el cierre de las elecciones, previsto a las 18 horas. Esto para dar la oportunidad a todos los que se habían presentado hasta antes de este horario.

Concurrencia

El otro dato característico de la jornada electoral fue la afluencia misma de votantes. Según el SAE, votó el 73% del padrón habilitado. En las primeras horas la presencia fue fuerte y “aguantaron” las largas filas y en este punto fue notoria la asistencia, dependiendo de qué establecimiento se observara. 

Foto Diario La Unión/ Cesar Gómez

En la Preuniversitaria Fray Mamerto Esquiú, como suele suceder en actos electorales anteriores, se observó la presencia de personas mayores a 70 años, quienes sabemos no están obligados a emitir el sufragio pero a pesar de esto, dijeron presente. Lo más significativo de esto además es que ellos dijeron presente a pesar de la situación de pandemia y de los temores y cuidados para con este grupo etario.

Foto Diario La Unión / Gustavo Roldán

Sobre el final de la jornada, el dato triste fue el deceso que se produjo en Fray Mamerto Esquiú, justamente de un ciudadano de 72 años quien se infartó mientras esperaba para votar.