La Justicia ratificó para el viernes la audiencia de Cristina Kirchner en la causa por el Memorándum con Irán

A pesar del pedido de la DAIA para postergarla porque coincide con el acto por el aniversario del atentado a la AMIA, el tribunal mantuvo el día pero corrió el horario.

15 Julio de 2021 20.26

El Tribunal Oral Federal 8 ratificó que mañana se realizará la audiencia que solicitaron las defensas para reclamar la nulidad de la investigación conocida como Memorándum con Irán. Es que la DAIA y la fiscalía habían reclamado la postergación de la audiencia. La DAIA porque era el acto aniversario por el atentado a la AMIA y el fiscal porque no estaba toda la información que había solicitado sobre las reuniones de dos jueces de Casación con el ex presidente Mauricio Macri, ejes de los planteos que realizará la vicespresidenta Cristina Kirchner.

Sin embargo, el propio Tribunal reportó la complicación de las agendas de los tres jueces para poder cambiar la fecha de la audiencia. Y por eso decidió postergar una hora, en vez de a las 11.30 a las 12.30, la audiencia que será difundida vía YouTube. Además, limitó la intervención de las partes a 45 minutos de exposición por cada defensa.

Precisamente, la Vicepresidenta va a estar presente allí para reclamar la nulidad de la causa. Cuando habló en la causa dólar futuro, se explayó por casi tres horas. Según indicaron a Infobae fuentes judiciales, la audiencia está prevista que arranque con la palabra de los abogados solicitaron la audiencia -por orden de llegada-: Alejandro Rúa (representando a Angelina Abbona); Lucía Larrandart (por Andrés Larroque) y Carlos Beraldi (por Cristina Kirchner).

Aunque si las propias partes se ponen de acuerdo, la vicepresidenta -que iba a estar presente- podría arrancar con el planteo defensista e incluso tomar el tiempo que pueda cederle el resto. Por lo pronto, como son muchas defensas, el tribunal estimaba que mañana no terminará la exposición y por eso ya convocó a una segunda parte para el próximo 4 de agosto a las 9 de la mañana.

La decisión fue tomada por unanimidad por los jueces Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado.

Todo sucede en el marco de la causa que nació con la denuncia del fiscal Alberto Nisman en enero de 2015. Cuatro días antes de aparecer muerto con un tiro en la cabeza en el baño de su departamento, el titular de la UFI AMIA acusó a la entonces presidenta, varios de sus funcionarios y personas de su entorno de haber llevado adelante un plan de impunidad para los iraníes acusados de haber organizado la voladura de la mutual judía, de la que el domingo próximo se cumplirán 27 años.

El plan de impunidad, señaló Nisman, se concretó a través de la firma del Memorándum con Irán, sellado en 2013, porque entendía que ese escrito tenía como finalidad hacer caer las alertas rojas de Interpol que impedían a los iraníes circular por el mundo.

Lo cierto es que inicialmente la denuncia de Nisman fue desestimada por el juez Daniel Rafecas, que rechazó la existencia de delito. La Cámara Federal ratificó su criterio. Pero en 2016 la Cámara Federal de Casación decidió reabrir esa denuncia con prueba que había presentado la comunidad judía.

El caso terminó en manos del entonces juez Claudio Bonadio que en diciembre de 2017 ordenó procesamientos y prisiones preventivas para la ya ex presidenta y senadora electa, el ex canciller Héctor Timerman (afectado por una enfermedad que derivó en su fallecimiento), el ex secretario Legal y Técnico Carlos Zannini (que no estaba en la denuncia original de Nisman) o el ex piquetero Luis D'Elia, a quien se sindicó como el nexo de las conversaciones con los iraníes.

Todas las prisiones preventivas (salvo la de Fernando Esteche, ex lider de Quebracho, preso por otra causa) cayeron en marzo de 2018 cuando el caso pasó al Tribunal Oral Federal 8. Desde entonces, el caso se prepara llegar a juicio oral. De hecho, el año pasado, los jueces habían fijado la lista de testigos -entre los que estaba el ex espía Antonio Stiuso- para desfilar en el proceso.

A Ronald Noble, ex titular de Interpol, el Tribunal lo convocó como testigo, como habían solicitados las defensas y la fiscalía, y ante la oposición de los dos familiares de víctimas de la AMIA presentados como víctimas, que sostienen que Noble es un imputado. Noble fue sobreseíido por el juez Marcelo Martínez De Giorgi, pero el tema fue apelado y la Cámara Federal no revisó aún la decisión porque Noble no tiene abogado.

Frente a eso, la querella insiste en que no puede ser oído como testigo. Interpol, mientras tanto, nunca habilitó la declaración de su ex directivo. Noble es uno de los primeros que desmintió la denuncia de Nisman apenas se hizo pública en enero de 2015, al sostener que nunca estuvieron en peligro las alertas rojas.

La revelación de los encuentros que mantuvieron los jueces de Casación Mariano Borinsky y Gustavo Hornos con el presidente Macri, cuando aún estaba en el Ejecutivo, fue la clave para impulsar el pedido de nulidad de esta audiencia que se fijó para mañana. Es que esos dos jueces fueron claves a la hora de la reapertura de la causa que había sido inicialmente cerrada.

Frente a ello, con el aval del fiscal Marcelo Colombo, el TOF llamó a una audiencia a la que no le había puesto fecha. La querella recusó a los jueces y al fiscal. Dijeron que se estaba “inventando” una audiencia no prevista en el Código Procesal y que solo se buscaba un podio para garantizar el cierre de la causa. Los jueces ratificaron su imparcialidad y rechazaron apartarse. Así convocaron a la audiencia que se realizó la semana pasada en donde el fiscal también defendió su objetividad en el caso y defendió la interpretación de un plan de impunidad.

“Somos cuatro magistrados que no somos amigos, apenas nos conocemos, y ¿los cuatro nos pusimos de acuerdo para frustrar el juicio por la celebración de la audiencia ? ¿No es mucho decir eso?”, afirmó. Tras sostener que “la querella arrastra el error de confundir funciones de jueces como fiscales”, Colombo aseguró que en el rol que le confiere el Ministerio Público si se detectan situaciones que violan las garantías constitucionales está obligado a analizarlas, “no a esconderlas debajo de la alfombra”. “Acá no hay coronitas”, añadió.

Inmediatamente después de la ratificación del fiscal Colombo en la causa, que ocurrió el lunes, el TOF convocó a una audiencia para el próximo viernes, a las 11.30. Según se informó, la comunidad judía había organizado el acto conmemorativo para ese día, teniendo en cuenta que el día del aniversario era domingo.