Los movimientos sociales suspendieron la marcha en apoyo del Presidente

El propio Alberto Fernández les solicitó a las organizaciones que no se movilizaran para evitar sumar tensión a la crisis que atraviesa el Gobierno.

16 Septiembre de 2021 11.53

El Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie decidieron "levantar" la movilización que estaba prevista para esta tarde a Plaza de Mayo en apoyo al Gobierno nacional y para "fortalecer el Frente de Todos" (FDT)

"Por una cuestión de responsabilidad política, levantamos la movilización", dijo Gildo Onorato, integrante de la conducción nacional del Movimiento Evita, en tanto que el titular del Movimiento Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez, también confirmó a esta agencia que la manifestación "fue suspendida hasta nuevo aviso".

"Operativo Blindaje" en marcha

La embestida del kirchnerismo "puro" dentro del Frente de Todos, mediante una oleada de renuncias de funcionarios, dejó helado a Alberto Fernández y todos sus ministros cercanos. Sin embargo, ya cerca de la noche de este miércoles, el albertismo comenzó a reagruparse y se organiza una suerte de "operativo clamor" para respaldar al Presidente.

Las voces a favor de Fernández comenzaron a surgir durante y luego de una reunión que el mandatario sostuvo con los funcionarios de su núcleo duro, durante la tarde. Así, de a poco y con cada vez más amplitud, comenzó a recibir el respaldo de parte de políticos, legisladores, intendentes y sindicalistas.  

Una de las señales más fuertes de apoyo llegó de parte del Movimiento Evita, una rama del peronismo que tiene representación en el Gobierno nacional y que está enfrentada a la agrupación ultrakirchnerista La Cámpora. Desde el "Evita" convocaron a una movilización callejera urgente para respaldar al Presidente, que se hará este jueves a las 15 hs en la Plaza de Mayo.

Según el espacio, "el mensaje autocritico, conciliador y racional" del Presidente el domingo último luego de conocidos los resultados de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) "es la dirección correcta" a tomar "para escuchar las demandas de nuestro pueblo".

"Creemos que la discordia poco ayuda a la reconstrucción de un país que está atravesando una de las peores crisis de nuestra historia", aseguraron.

Los dirigentes nucleados en la Mesa Ejecutiva se refirieron también a la necesidad de una "dirigencia fuerte" que a su vez exprese "la necesidad de diálogo económico y social" que permita "encontrar una salida" a la crisis actual "de la mano del trabajo y la producción".