Proyecto conjunto

Preocupación por el desfinanciamiento a organizaciones culturales

La iniciativa buscan instar a los  legisladores nacionales por Catamarca a que avancen en la derogación de la norma que establece la quita de beneficios o asignaciones económicas  a partir de diciembre de este año.

Diputadas
Diputadas Archivo

09 Mayo de 2022 21.14

Las diputadas Adriana Díaz, Natalia Ponferrada y Claudia Palladino  quienes forman parte de la Comisión de Cultura, presentaron un proyecto de declaración en el que manifiestan su preocupación por el desfinanciamiento a las industrias y organizaciones culturales, según lo dispuesto en la Ley Nacional Nº 27.432, de modificaciones tributarias,  sancionada en el año 2017 durante el gobierno de Mauricio Macri, mediante una maniobra oscura, suspende los fondos específicos destinados a las instituciones culturales, entre varios incisos del artículo 4°. Los impuestos seguirán siendo recaudados, pero serán destinados al Tesoro Nacional, para uso discrecional de los gobiernos.

Con la iniciativa las diputadas buscan instar a los  legisladores nacionales por Catamarca a que avancen en la derogación de la norma que establece la quita de beneficios o asignaciones económicas  para las organizaciones culturales  y las industrias a partir de diciembre de este año.

“Durante la presidencia de Mauricio Macri, desde el Ministerio de Cultura de la Nación se modificaron los impuestos específicos destinados a la financiación del cine, del teatro, de la música y de bibliotecas populares, fundamentales para su subsistencia y para su desarrollo. Estos fondos de fomento son estimados como el motor de nuestras industrias culturales ya que originan miles de puestos de trabajo y por consecuencia son fundamentales para su desarrollo”, aclaran las legisladoras.

“Es de vital importancia seguir sosteniendo este financiamiento para las políticas culturales ya que estas riquezas llegan a la mayoría de los territorios provinciales a través de los Institutos, para sostener la cultura nacional. El amparo de la cultura es considerada como la defensa de nuestra soberanía, y debe contar con los recursos necesarios para que exista producción y desarrollo cultural en todo el país” aseguraron.

Durante décadas y a través de estos fondos, se financió al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, el Instituto Nacional de la Música, el Instituto Nacional del Teatro, las bibliotecas populares mediante la CONABIP, las producciones del Sistema Nacional de Medios Públicos, el ENACOM y el Fondo FOMECA así como el funcionamiento de la Defensoría del Público de los Servicios de Comunicación Audiovisual. “Todos ellos reciben recursos asignados por leyes de la nación para fomentar sus actividades, proteger e impulsar la identidad nacional”, explicaron.

No obstante, el artículo cuarto de la ley 27.432, prevé la suspensión de la recaudación de tributos que deben ir reservados a objetivos concretos para promocionar determinadas actividades culturales.

Asimismo manifestaron que existe en el Congreso de la Nación un proyecto de Ley del diputado nacional Pablo Carro, que protege y asegura la continuidad de las asignaciones para las industrias culturales durante 50 años más, que obtuvo dictamen favorable de mayoría en la Comisión de presupuesto de la Cámara baja. De esta manera estaría en condiciones de ser tratado en el recinto, con el apoyo del bloque oficialista e interbloques de la oposición.  

“La cultura es un derecho que no se negocia. Y poner al día los equipamientos culturales es central como así también ponerlos en valor para que se produzca cuantía y trabajo”, concluyen.