Rodríguez Larreta: "Hoy un chico puede votar a los 16 pero no es punible, ahí hay una contradicción"

El jefe de la Ciudad de Buenos Aires pidió “un régimen penal juvenil especial” y reiteró que hay que cambiar el Código de Procedimiento Penal.

09 Noviembre de 2021 09.56

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, se refirió a los episodios de inseguridad que se registraron en las últimas jornadas, y pidió "un régimen penal juvenil especial" para los delitos cometidos por menores, al tiempo que aseguró que hay que cambiar el Código de Procedimiento Penal.

“Con menores para mí no es bajar la edad, sino que haya un régimen penal juvenil especial. Tiene que ver con la educación pero con que haya instituciones, con los temas sociales, con que hay menores que matan gente. Hoy un chico puede votar a los 16 pero no es punible, ahí hay una contradicción. No puede ser que no sea punible. Capaz no lo es de la misma manera que un adulto, pero eso no quiere decir que no tenga que ser punible”, afirmó Larreta en declaraciones a radio Metro.

Al ser consultado sobre los hechos de inseguridad, y en particular el caso el kioskero muerto durante un asalto en Ramos Mejía, indicó que "lo más importante es el cambio en el código de procedimiento penal, que no haya artilugios para excarcelar".

Familiares, amigos y vecinos de Roberto Sabo, el quiosquero asesinado a balazos durante un asalto en su comercio de Ramos Mejía, se manifestaron frente a la comisaría de esa localidad del partido bonaerense de La Matanza en reclamo de justicia y mayor seguridad.

Los marcha comenzó minutos antes de las 19 del lunes frente al quiosco de Sabo (45), situado en Avenida de Mayo y Alvarado, de dicha localidad, donde los manifestantes colocaron flores, velas y pegaron sobre la persiana metálica carteles con mensajes que expresaban sus reclamos y también de apoyo a la familia de la víctima.

Al grito de "¡justicia!" y "¡seguridad!", con aplausos e insultos, la marcha se trasladó luego hasta la seccional de Ramos Mejía, ubicada a unos 300 metros de la escena del crimen, donde había un fuerte operativo policial con un vallado montado una media cuadra a la redonda de la seccional.

Tomado del brazo de uno de sus nietos, Pedro Sabo, padre de la víctima, encabezó la movilización que avanzó por Avenida de Mayo y de la que participaron también comerciantes de la zona.

Además, se sumaron familiares de otras víctimas de hechos delictivos cometidos en la jurisdicción, como parientes de la psicóloga Maria Rosa Daglio (56), quien murió en marzo de este año tras ser asaltada por "motochorros".

Al llegar hasta la esquina de la comisaría, algunos de los manifestantes retiraron parte del vallado para intentar acercarse a la seccional y hubo empujones con efectivos de Infantería que formaron un cordón humano.

Cerca de las 19.30 hubo nuevos forcejeos con policías en otro de los puntos del vallado que rodeaba la comisaría, al tiempo que más personas se acercaban a pie hasta el lugar.

"Lo único que pido es seguridad, nada más", señaló Paula, la exesposa de Roberto, quien estuvo acompañada de dos de sus dos hijos, Tomás y Nicolás, quienes remarcaron que "todo el mundo amaba" a su padre y agradecieron el apoyo de los manifestantes.