• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $255.00 ~ $267.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

10 C ° ST 9.87 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Informe

280.000 trabajadoras de casas particulares no recuperaron los empleos que perdieron en la pandemia

Así lo dio a conocer la Dirección de Economía, Igualdad y Género, del Ministerio de Economía que además afirmó que fue el sector más afectado por la crisis del coronavirus.

19 Junio de 2022 19.01

La pandemia de coronavirus generó una fuerte crisis económica y social de la que aún dos años después de iniciada se siguen contabilizando. En el segundo trimestre de 2020, más de 400.000 trabajadoras de casas particulares perdieron sus empleos y, a fines de 2021, 280.000 aún no los habían recuperado.

En el empleo registrado del sector, a febrero de 2022 se registraron 23.700 puestos menos de trabajadoras de casas particulares con respecto al mismo mes de 2020. Los datos corresponden al último informe de la Dirección de Economía, Igualdad y Género, del Ministerio de Economía.

Además, la pandemia modificó los sectores donde se emplean las mujeres. Mientras que hasta la irrupción del coronavirus el trabajo en casas particulares era la principal rama de ocupación entre los empleos de las mujeres, en el cuarto trimestre de 2021 pasó a ser la tercera rama, detrás del comercio y la enseñanza.

De acuerdo con estos datos, casi seis de cada diez mujeres se insertan en el servicio doméstico, el comercio, la enseñanza y los servicios sociales y de salud.

Qué pasó en el empleo doméstico durante la pandemia

Las trabajadoras de casas particulares ocupan un rol fundamental dentro de la sociedad y de la economía. Cada empleo que se pierde en ese sector no solamente afecta a esa familia, sino también al funcionamiento del sistema de cuidados de la familia que era su empleadora.

“Su trabajo repercute en el uso del tiempo de otras personas, sobre todo mujeres, que al reducir el trabajo doméstico y de cuidado en los hogares aumentan sus posibilidades de educación, inserción y permanencia en el mercado laboral”, señala el informe.

Hasta la pandemia de coronavirus, el trabajo en casas particulares empleaba a 1,2 millones de mujeres, el 16,7% de las trabajadoras ocupadas, pero al cierre de 2021, había 280.000 trabajadoras menos.

Además, el trabajo en casas particulares muestra una tendencia diferente al resto de los asalariados, mientras que, en general, se observó un incremento sostenido desde mayo de 2020, el de las empleadas domésticas mostró un declive.

De acuerdo con los datos oficiales, la caída del empleo en este sector fue tan grande que modificó la estructura de inserción laboral de las mujeres. A principios de 2020, casi una de cada seis trabajadoras se empleaba en esta rama; al cuarto trimestre de 2021, lo hacían una de cada ocho.

Trabajo doméstico: alta informalidad, salarios bajos y feminizació

Una de las principales características del empleo doméstico es la alta informalidad y, precisamente, fueron las trabajadoras no registradas las más afectadas por la pandemia: una de cada tres perdió el empleo entre el primer trimestre de 2020 y el mismo período de 2021.

Según los datos de la Dirección de Economía, Igualdad y Género, antes de la pandemia había 927.000 trabajadoras informales y al primer trimestre de 2021 eran 624.000, es decir, que se registró una caída del 32,7%.

El del trabajo doméstico es el sector con mayor nivel de informalidad, con el 78,1% de sus trabajadoras sin aportes jubilatorios al cuarto trimestre de 2021 y con menores salarios de toda la economía. Además, es el más feminizado, con el 98,4% de mujeres.

El trabajo doméstico es el más feminizado, con el 98,4% de mujeres empleadas en el sector. (Foto: Télam)
El trabajo doméstico es el más feminizado, con el 98,4% de mujeres empleadas en el sector. (Foto: Télam)

El salario promedio del servicio doméstico al cuarto trimestre de 2021 era de $16.936, muy por debajo de la canasta básica total ($23.995 en ese período), que es la que delimita la línea de pobreza. Este ingreso fue menos de la mitad del ingreso promedio que tuvieron por sus ocupaciones principales las mujeres ($45.359) y cerca de la cuarta parte del de los varones ($63.297). También fue alrededor de la mitad del Ingreso Mínimo, Vital y Móvil de ese momento ($32.000).

En junio, el personal de casas particulares percibió un aumento de sueldos de 15% en la liquidación mensual o por hora. Es el segundo tramo de suba salarial de la paritaria de 2021 que se acordó a principios de abril y por la cual se estableció un aumento total de 30%.