B° Villa Eumelia

Casi una tragedia: se cayó un poste de luz por el reventón de un caño de agua

Es la segunda vez que sucede en el mismo lugar. El conductor del rodado se salvó de milagro de ser aplastado por la pesada columna. La dueña de la vivienda afectada vuelve a reclamar para ser re ubicada por el IPV.

27 Abril de 2022 08.37

Es la segunda advertencia y ya sumó una víctima, que ocasionalmente pasaba por el lugar. El hecho, por el que puede decirse que fue casi una tragedia tuvo lugar nuevamente en la vivienda de Gabriela Vega, en el B° Villa Eumelia, donde en la mañana de este miércoles se produjo la caída de un poste de luz de gran porte ocasionado, esto por la rotura de un caño de la empresa Aguas de Catamarca. Por el impacto y la fuerza del agua, se socavó rápidamente la base del poste de tendido eléctrico, provocando que el mismo cediera y cayera.

Por el lugar, a esa hora transitaba un vecino que se dirigía con su esposa e hijo en una motocicleta, quienes milagrosamente salvaron sus vidas, por cuanto aunque uno de ellos fue golpeado por el poste, el mismo se recostó sobre una pared provocando que no cayera por completo sobre ellos.

poste cano villa eumelia

La persona que resultó lesionada es Ramón Leonardo Quinteros de 30 años de edad, quien venía circulando en su motocicleta Keller 110 cc por el lugar. El hombre resultó con heridas leves en las manos y en la zona abdominal por lo que se solicito la presencia del SAME.

Minutos después y tras ser notificada la Sapem, operarios de la firma se hicieron presentes informando luego que iban a trabajar en el lugar para lograr la reparación de cañería de impulsión de los pozos 52 y 55 en B° Villa Eumelia, para poder así restituir el servicio de agua potable en Zona Sur. Asimismo, se indicó que en conjunto con Defensa Civil se resguardó la integridad de los vecinos afectados y que “una vez finalizada la reparación desde la empresa se realizaran informes técnicos correspondientes”.

 

Otro aviso y van…

La caída del poste vino a recordar los graves problemas que puede causar la rotura de un caño sin solucionar. El hecho no es nuevo y genera preocupación y desesperación en la familia Vega. En el anterior suceso de mediados de Marzo, la rotura o reventón del caño provocó un socavón de dos metros y medio de profundidad y dejó a la vivienda completamente inundada y con serios daños en su estructura.

En aquel momento la promesa, tanto de Aguas de Catamarca Sapem como del IPV, era que "una vez finalizada la reparación se evaluarán los daños y se procederá a la limpieza del domicilio". Esto quedó en la nada. Hubo limpieza pero tal informe no se concretó. Ahora lo que había advertido Gabriela Vega se cumplió. 

Ella había dicho que su casa ya era inhabitable y reclamó, como lo hizo nuevamente ahora, ser re ubicados a un lugar más seguro. “Solo pido eso, que nos re ubiquen. No importa si tengo que pagar pero no podemos seguir viviendo aquí”, manifestó la mujer con dolor.