Con una alegre peregrinación, los jóvenes honraron al Beato Esquiú

09 Mayo de 2022 13.04

Alrededor de 200 jóvenes, que se fueron sumando en distintos puntos del trayecto, participaron de la 1° Peregrinación Juvenil Beato Esquiú, organizada por la Pastora de Juventud Diocesana, en el marco de los actos por el 196° aniversario del natalicio del Beato Mamerto Esquiú. La misma unió dos centros donde transcurrió su vida: el convento franciscano de Capital y la casa natal de Piedra Blanca, con un recorrido de unos 14 kilómetros realizados en 4 horas y media, aproximadamente.
 

Tal como estaba previsto, la caminata se inició a las 18.00 con el sonido de las sirenas, emprendiendo el rumbo por calle Esquiú, avenidas Alem y Pte. Castillo, pasando por las rotondas del antiguo Regimiento, de los Fundadores, del Indio, donde se incorporaron a la marcha de fe jóvenes de Valle Viejo; en el ingreso a San Antonio, esperaba otro grupo de jóvenes del departamento Fray Mamerto Esquiú, junto con el intendente Guillermo Ferreyra. Desde allí siguieron por la ruta provincial N° 41 hasta la casa natal del Beato Mamerto Esquiú, pasando por el templo San José, para finalizar en el predio de La Graciana.
 

Durante el trayecto se vivieron momentos de reflexión, de cantos, de mucha alegría, que contribuyeron al conocimiento de la vida del Beato Mamerto Esquiú, con un espíritu sinodal. Con entusiasmo y fe, se reencontraron después de la pandemia y marcharon con pancartas y banderas distintivas de cada grupo juvenil y movimiento. 
Entre los participantes se destacó la presencia de los jóvenes de Los Altos, departamento Santa Rosa, quienes llegaron para unirse a sus pares de Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú. También se unieron a este homenaje algunas familias con sus hijos más pequeños.
 

Al concluir la caminata, el padre Carlos Robledo, párroco de San José de Piedra Banca, les impartió la bendición y agradeció por esta manifestación de devoción al hijo de esas tierras chacareras.
Por su parte, los organizadores agradecieron y animaron a los chicos para que el 4 de junio vivan la Vigilia de Pentecostés Joven, en el colegio Padre Ramón de la Quintana.
 

El padre Eugenio agradeció a “las municipalidades que se han puesto al servicio de esta actividad: Capital que nos brindó agua, insumos para la merienda que se sirvió en la rotonda del Indio, la seguridad vial y el sonido; Valle Viejo, que colaboró también con el sonido, la seguridad vial y algo de agua; y Fray Mamerto Esquiú, donde el señor intendente caminó con nosotros desde la rotonda de San Antonio hasta la casa natal, y dispuso el sonido en el tramo final”.