Buenos Aires

Llevó al perro de su ex a cortarse el pelo y lo dejó abandonado

09 Mayo de 2022 21.23

Un perro caniche llamado “Rulo” quedó en medio de una historia de ruptura y venganza. El dueño del animal lo llevó a una veterinaria de Villa Devoto para que le cortaran el pelo, dejó datos falsos a los empleados del local y no volvió a buscarlo.

Cuando llegó la hora de cerrar el local, la peluquera decidió llevárselo a su casa y, a través de las redes sociales, difundió su foto y dio detalles de dónde había sido abandonado. La historia se viralizó y tuvo un final feliz.

 

24 horas en una casa extraña hasta que apareció la dueña

 

La dueña de la veterinaria contó que cuando llega una mascota nueva, le arman una ficha y le piden los datos del dueño. Así procedieron con el hombre que se presentó con Rulo. Sin embargo, nunca imaginaron que ese señor tenía otra intención.

Cuando terminaron de cortarle el pelo, llamaron por teléfono al dueño, pero no pudieron comunicarse, porque había dejado un número equivocado. Como pasaban las horas y nadie vino a buscar a Rulo, la peluquera decidió llevárselo a su casa.

Como nadie lo fue a buscar, una empleada se lo llevó a su casa. (Foto: Los Andes).
Como nadie lo fue a buscar, una empleada se lo llevó a su casa. (Foto: Los Andes).

La mujer publicó la historia en las redes sociales y la foto del perro se viralizó. “Estaba triste, como que no tenía ganas de seguir”, contó.

Un día después, una chica que había visto la imagen de Rulo se presentó para rescatar a su mascota. Con fotografías y pertenencias del animal, aseguró que era su perrito, pero que su pareja lo había abandonado ahí.

“Ellos se habían separado hace poco y él no le quería dar el perro y se ve que dijo 'acá va a tener comida y va a estar limpio' y lo dejó”, explicó la empleada del centro.

Y explicó que cuando el perro vio a la chica se animó y reaccionó de una manera positiva, porque la reconoció inmediatamente. Así fue como las empleadas se dieron cuenta de que realmente era la dueña de Rulo y se lo entregaron.