Fue el 12 de abril de 1891

Se cumplen 131 años de la coronación de la imagen de la Virgen del Valle

12 Abril de 2022 10.24

Este martes 12 de abril se cumple el 131° aniversario de la coronación pontificia de la imagen de la Virgen del Valle, acontecimiento que se celebrará en el marco de las próximas festividades marianas, que irán del 23 de abril al 1 de mayo.

"La fecha para la histórica ceremonia de coronación quedó fijada para el segundo domingo después de la Pascua en 1891, es decir, el 12 de abril. Ese día, desde las siete de la mañana, una extraordinaria multitud de fieles y peregrinos de todo el país se congregó en las inmediaciones de la Iglesia Matriz. En el interior del templo se encontraba el delegado pontificio Monseñor Pablo Padilla y Bárcena, acompañado del arzobispo de Buenos Aires, Monseñor León Federico Aneiros, del obispo de Córdoba fray Reginaldo Toro y del obispo de Cuyo Monseñor Wenceslao Achával, junto al Vicario José Facundo Segura y el gobernador de la provincia, José Dulce. Estaban todos ubicados alrededor de las andas de la Reina, para iniciar la gran procesión”, detalla el magíster Marcelo Gershani Oviedo en la obra “Una historia de amor y fidelidad. 400 años de Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción del Valle, presencia de Dios que acompaña el peregrinar de sus hijos.

“Por las crónicas, sabemos que la procesión se encaminó por calle Sarmiento y luego por República, rumbo a La Alameda, encabezadas por una banda de música y por las asociaciones y peregrinos, además los colegios y las congregaciones religiosas. Luego venían la cruz procesional, el clero secular, los párrocos y los dignatarios eclesiásticos. Más atrás el Padre Provincial de los franciscanos fray Rosa Quiroga (representando al padre Orellana) portaba la corona de oro y pedrerías, acompañado del vicario Segura y de otros sacerdotes. Marchaban luego, escoltando a  la venerada imagen,  los canónigos y los obispos. Nuestra Señora era llevada por sacerdotes, mientras los hombres iban encolumnados por las veredas. Detrás de la Virgen se ubicó el gobernador Dulce con su comitiva gubernamental, seguido de jefes, oficiales y soldados de la guarnición militar, con su banda de música. También estaba el gobernador electo Gustavo Ferrary. Finalmente, con toda devoción, se encontraban las mujeres.”, escribe el investigador.

En otro párrafo describe: “Las calles estaban adornadas con banderas, con gallardetes y colgantes y veintiún  arcos de triunfo con leyendas alusivas. Desde las azoteas y balcones una lluvia de fragantes flores caía sobre el trono procesional. En la avenida norte de La Alameda se había levantado el amplio escenario donde se efectuaría la solemne ceremonia. Allí, en la parte media, estaba el altar y sobre él se erigió el pedestal-trono para la sagrada imagen. Una vez concluida la procesión y colocada Nuestra Señora del Valle en el pedestal, se inició la misa pontifical celebrada por el Arzobispo de Buenos Aires, monseñor Aneiros, donde platicó monseñor José Gregorio Romero, que expresó: 'Esa corona es la gloria, el poder y la fortaleza de la Reina coronada y al mismo tiempo la  consagración más brillante que han recibido los prodigios y las maravillas de la Reina de los Valles en el transcurso de los siglos'”.

“Finalizado el Santo Sacrificio, alrededor de las once, se cumplió el acto más esperado y emotivo: la Solemne Coronación. Después de la lectura de los decretos del Capítulo Vaticano, de la institución de la festividades de nuestra Virgen y la concesión de indulgencias, el Delegado Apostólico Monseñor Padilla y Bárcena entonó el Regina Coeli, subiendo las gradas del altar, donde recibió el símbolo regio de manos de fray Rosa Quiroga, a quien acompañaba el vicario Segura en su carácter de padrino. Entonces el prelado colocó la áurea corona a la augusta Imagen… El acto final de esta histórica jornada fue el regreso triunfal de la Reina coronada por calle San Martín, hasta su Santuario, acompañado del fervor de unos 30.000 devotos”, relata Gershani Oviedo.