Día del Milagro

Se cumplen 17 años del terremoto que hizo temblar a Catamarca y el país

A las 8.53 horas del 7 de septiembre de 2004, la provincia sufrió un movimiento telúrico de 6,5 en la escala de Richter que, afortunadamente, no dejó víctimas fatales.

07 Septiembre de 2021 07.55

A las 8.53 horas del 7 de septiembre de 2004, Catamarca sufrió un movimiento telúrico de 6,5 en la escala de Richter. El movimiento telúrico fue uno de los más potente que se había registrado en la Argentina en los últimos e hizo que el temblor se expandiera en segundos a cientos de kilómetros a la redonda. El Instituto Nacional de Previsión Sísmica (INPRES) no utilizó ningún eufemismo para referirse al fenómeno: se trató de un "terremoto".

Su epicentro se localizó en la Sierra de Ambato, a unos 50 kilómetros de la capital catamarqueña y tuvo una profundidad de 57 kilómetros. El terremoto fue sentido en "grado VII " en la escala de Mercalli.

A pesar de todos estos datos, los daños que se registraron en Catamarca fueron mínimos. El terremoto, que tomó por sorpresa a los catamarqueños, repercutió en otras trece provincias: La Rioja, Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, San Juan, Córdoba, Mendoza y Buenos Aires. También se notó en los edificios más altos de la Capital Federal.

En un primer momento, el Instituto de Previsión Sísmica informó que el temblor había sido de 6.3 en la escala de Richter. Unas horas más tarde, las computadoras de ese centro volvieron a hacer los cálculos y se llegó a la conclusión de que el sismo fue en realidad de 6.5 grados. 

El último sismo de esta magnitud que se había registrado en el país fue el 12 de mayo de 2000, en San Antonio de los Cobres, Salta. Otro de esa misma potencia se produjo en San Juan, el 8 de junio de 1993. El terremoto de San Juan de 1977, que destrozó el pueblo de Caucete, tuvo una magnitud de 7.4.

De acuerdo a los especialistas del Instituto de Previsión Sísmica, es imposible saber con exactitud durante cuánto tiempo se extendió el terremoto. Calculan, sin embargo, que puede haber durado alrededor de un minuto. Enseguida, el temblor ?las ondas sísmicas se expanden a una velocidad de 8 kilómetros por segundo? se sintió en el resto del país.

En Catamarca fue donde se produjeron los mayores daños. En las localidades de Los Angeles, Miraflores y Concepción, por ejemplo, al menos unas 15 casas y algunas capillas y edificios escolares construidos en la década del cincuenta se les cayeron los techos y les aparecieron grietas en las paredes. Fue tanto el miedo que sintieron los vecinos de esos poblados que muchos anoche aún permanecían fuera de sus casas.

En los primeros minutos posteriores al terremoto, la capital catamarqueña se quedó sin suministro de electricidad y sin servicio telefónico por algunos minutos. Las columnas del tendido aéreo de energía temblaron y vibraron con fuerza.

Mientras el temblor sacudía todo, los catamarqueños empezaron a salir a la calle con lo puesto. Los edificios públicos fueron evacuados, los bancos suspendieron sus actividades y los directivos de las escuelas ?en todos sus niveles? dispusieron evacuar a los alumnos y llamar de urgencia a los padres para retirar a los chicos.

En las rutas 1 y 4 hubo desmoronamientos de lomadas y el tránsito se vio interrumpido.

De acuerdo a los informes oficiales, sólo una persona murió durante el terremoto. Francisca Ernestina Barros (68) sufrió un "paro cardiorrespiratorio" en la terminal de ómnibus de Catamarca, mientras temblaba todo el edificio. La mujer, según se informó, padecía asma.

Misa y campanazos

Hoy, se llevará cabo la misa de acción de gracias por la protección de la Virgen del Valle durante el sismo de 2004. La ceremonia litúrgica se realizará a las 8.00 en el Altar Mayor de la Catedral Basílica y Santuario del Santísimo Sacramento y de Nuestra Señora del Valle.

A las 8.50 habrá repique de campanas; y a las 19.00 se celebrará la Eucaristía presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el clero diocesano.

Día del Milagro

En 2017, fue sancionada una ley promovida por el senador de Fray Mamerto Esquiú Oscar Vera. Desde entonces, cada 7 de septiembre, se celebra el Día del Milagro “en agradecimiento a nuestra Madre Protectora, la Virgen del Valle”.

“Conmemórese en coordinación con el Obispado Provincial, cada 07 de Septiembre, el “Día del Milagro”, renovando el agradecimiento de todos y cada uno de los devotos catamarqueños a nuestra Madre Morena”, expresa la norma en su artículo 2.