La canasta básica subió un 5.7% en octubre y una familia necesitó casi $50.000 para no ser pobre

La canasta de pobreza subió 5,7 por ciento. Además, según información del Indec, la canasta de indigencia para un núcleo familiar de cuatro personas se ubicó en 20.710,20 pesos.

17 Noviembre de 2020 17.38

En octubre pasado, una familia tipo necesitó contar con ingresos de $49.911,60 para no caer en la pobreza, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El dato lo refleja la evolución de la canasta básica alimentaria (CBA), que se utiliza para medir los niveles de pobreza. La canasta básica total (CBT), en tanto, muestra los niveles de indigencia: en el caso del mes pasado, también para una familia de cuatro persona: 20.710,20 pesos

“Durante octubre de 2020, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a septiembre de 2020 fue de 6,6%, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 5,7%. Las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron del 45,8% y 40%, respectivamente”, detalló el Indec.

Así, la canasta de pobreza se ubicó casi dos puntos porcentuales por sobre la inflación de octubre, que informó el Indec la semana pasada: 3,8% en octubre con un acumulado de 37,2% para el último año.

“La canasta básica alimentaria (CBA) se ha determinado tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra esas necesidades durante un mes. Se seleccionaron los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población a partir de la información provista por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo)”, explicó el Indec.

Los alimentos son pan, galletitas de agua, dulces, arroz, harina de trigo y de maíz, fideos, papa, batata, azúcar, dulces, legumbres secas, hortalizas, frutas, carnes, menudencias, huevos, leche, fiambres, queso, yogurt, manteca, aceite, bebidas no alcohólicas y alcohólicas, sal fina, condimentos, vinagre, café y yerba.

Para determinar la canasta básica total (CBT) se suman a los alimentos, los bienes y servicios no alimentarios. La estimación se obtiene mediante la aplicación del coeficiente de Engel (CdE), definido como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales observados en la población de referencia.

Desde diciembre último, el costo de la canasta total creció 28,1% y el de la alimentaria 32,9%, por encima de la inflación del 26,9% en ese período.  

El costo de la canasta total en los primeros diez meses del año aumentó $10.951 y el de la alimentaria subió $5.126. Mientras que el costo de la canasta total casi triplica el salario mínimo vital y móvil, que desde octubre se fijó en $18.900 los trabajadores mensualizados que cumplen jornada legal completa de trabajo. Los datos reflejan un incremento en los niveles de pobreza e indigencia en medio de la pandemia.  

Para una familia de tres miembros, el costo de la Canasta Básica Total fue en octubre de $39.735 y la Alimentaria de $16.488.  

En un hogar de cinco integrantes la canas total fue de $52.496 y la alimentaria de $21.783. Para un solo adulto, el Indec estimó que en octubre el costo de la canasta total fue de $16.152 y la alimentaria en $6.702.

Cabe recorar que el último dato oficial de pobreza e indigencia corresponde al primer semestre de 2020, es decir, cuando se desarrollaba la pandemia. Tras el efecto de la cuarentena producto del coronavirus, la pobreza llegó al 40,9% en el primer semestre del año, lo que implica que unos 18,5 millones de personas en todo el país no logran cumplir con sus necesidades básicas.

La cifra es la más alta desde el primer semestre 2004, que fue del 44,3%. A fines del 2001, antes del estallido de la convertibilidad, se ubicaba en el 38,3% y en el segundo semestre del 2002 saltó al 57,5%. Si la comparación se realiza versus el segundo semestre, la cifra es la mayor desde el 2003.

A su vez, la indigencia trepó al 10,5%, equivalente a 4,8 millones de personas que a junio padecían hambre, según informó el Indec.