Cámara Criminal Penal Juvenil

Caso Luz Villafañe: comenzó el juicio y familiares de la niña piden justicia

El hecho ocurrió en 2016. La víctima tenía 13 años y se quitó la vida tras ser drogada y violada, según denunció su madre.

13 Octubre de 2021 10.00

Casi cinco años después de la muerte de Luz Villafañe, un joven de 20 años, T.U. - identificado con las iniciales por ser menor de edad cuando ocurrió el hecho- se sentó esta mañana en el banquillo de acusados, donde empezó a ser juzgado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”. El debate se desarrolla desde las 10 en la Cámara Criminal Penal Juvenil.

El tribunal que analizará las pruebas y testimonios para llegar a una sentencia está compuesto por el juez penal juvenil, Rodrigo Morabito y los jueces subrogantes, Mauricio Navarro Foressi y Luis Guillamondegui.

En tanto, el fiscal penal juvenil, Dr. Guillermo Narváez, representa al Ministerio Público Fiscal y en la sala se encuentra la madre de la víctima, quien se constituyó como querellante en la causa y es representada por la Dra. Silvia Barrientos. 

“Espero que se haga justicia y mi hija pueda descansar en paz. Ya pasaron casi cinco años”, señaló Jacqueline Quevedo, madre de Luz, en la previa de la audiencia.

“Hay gente que en su momento dijo que él la abusó hoy va a declarar en nuestra contra”, agregó la mujer.

Por otra parte, Jacqueline denunció que existe un video que no pudo ser incorporado como prueba donde se observa a su hija ser agredida por otras jóvenes y apuntó contra la justicia local. “Ese video es muy importante y circuló por las redes sociales. No está porque desde la justicia se extravió. Tendría que haber sido un cuidado único y se va denunciar”.

El hecho ocurrió el 12 de noviembre de 2016. La víctima tenía 13 años y le puso fin a su vida ahorcándose en el fondo de la casa de sus padres, con quienes no convivía, en la zona norte de la Capital.

Horas previas, la jovencita había regresado a la casa de sus abuelos, en el barrio Mil Viviendas, de la que se había marchado en horas de la tarde del día anterior, intoxicada, y manifestándole, supuestamente, a su madre que habría abusada. Situación que motivó su traslado al Hospital de Niños Eva Perón, donde fue examinada por la doctora de la guardia, quien consideró que la niña no tenía “criterio de internación”, por lo que le dio el alta, indicándole que debía realizar la denuncia ante la sospecha del abuso sexual para activar recién el protocolo de abuso sexual. 

Seguidamente, la niña y su madre retornaron a su casa, donde la dejaron recostada en la habitación. Al regresar a la tarde, su madre la encontró sin vida.