Cámara Penal Nº 2

Condenaron por homicidio culposo a un joven que mató a un hombre en un cumpleaños

El fallo fue dictado por unanimidad por los jueces de la Cámara Penal Nº 2, ayer al mediodía. En sus alegatos, modificó la calificación por una más leve. Llegaba imputado de homicidio simple.

25 Noviembre de 2021 11.05

El juicio oral y público en contra de Joaquín Zárate Acevedo finalizó ayer con una condena. Por unanimidad, los jueces del tribunal de la Cámara Penal 2, donde se ventiló el homicidio de Juan de la Cruz Pacheco, declaró culpable a Zárate Acevedo y lo condenó a la pena de cuatro años y cuatro meses de prisión efectiva. Cabe señalar que, el ahora condenado se encuentra privado de la libertad en el penal de Miraflores desde abril del año pasado, por lo que en marzo del año próximo podría acceder al beneficio de la salida laboral.

La última audiencia inició con los alegatos de las partes. El primero en exponer sus conclusiones finales fue el fiscal de Cámara Dr. Ezequiel Walther, quien no mantuvo la imputación que pesaba contra Zárate, es decir, homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, entendiendo que a lo largo de las audiencias no había quedado totalmente claro en el recinto en base a las deposiciones de los testigos y de las más pruebas producidas durante el proceso que Joaquín Zárate Acevedo haya “actuado con dolo eventual”. En otras palabras, el fiscal no advirtió que el imputado haya tenido intención de matar a Pacheco. Situó su accionar negligente y fatal de la manipulación del arma en una conducta propia, quien no conoce de arma, por lo que el delito a imputarle sería de homicidio culposo.

Así lo sostuvo y pidió por ello la pena de 4 años y 8 meses de prisión efectiva, agregando que, si bien habían consumido alcohol, Zárate Acevedo no estaba alcoholizado.

Luego, fue el turno de la defensa ejercida por el abogado Roberto Mazzucco, quien, al finalizar el juicio, tras conocerse el fallo, se retiró aplaudido por los familiares del imputado y de la víctima, quienes entendieron que el hecho fue un accidente y, por ende, habían perdonado al ahora condenado.

En cuanto al alegato de la defensa, este manifestó coincidir en “casi todo” con lo expuesto por el fiscal en cuanto a cómo habría ocurrido el hecho, no así con el tema del alcohol, remarcando que, “según la pericia obrante en el expediente, Zárate tenía 1.5 de alcohol en sangre”. Además, pidió que se valore el arrepentimiento de su asistido, como así también su declaración, el pedido de disculpas para con la familia de la víctima, quien agregó: “Ya lo perdonaron”, y la falta de antecedente. Por todo ello, consideró que la pena justa a aplicar debía ser de 4 años de prisión efectiva.

Antes de retirarse a deliberar, los jueces Guillamondegui, Martoccia y Morabito escucharon la última palabra de Zárate, quien se quebró ante los magistrados y volvió a pedir perdón a la familia.

Fallo

Pasadas las 11.30 de la mañana, la audiencia volvió a reanudarse y, por secretaria, se leyó el veredicto. Por unanimidad, los jueces declararon culpable a Joaquín Zárate Acevedo, del delito de homicidio, condenándolo a la pena de 4 años y 4 meses de prisión efectiva, más el doble de la condena para la portación de algún tipo de arma de fuego.

Mientras el debate se desarrollaba en el interior de la cámara, en la puerta misma, familiares y amigos llegaron a apoyar a Zárate con carteles de aliento, pidiendo la libertad de joven.

Al ser retirado por el personal del penal, los familiares de ambas partes saludaron al joven condenado.

crimen en el santa marta