Dos mujeres fueron blancos directos de la violencia criminal en Rosario

De acuerdo a los datos oficiales, en lo que va del año se registraron 76 homicidios en el departamento Rosario.

.
. .

16 Abril de 2022 18.04

Tres homicidios ocurrieron en las últimas horas en Rosario y ya se registraron 76 asesinatos en lo que va del año, informaron hoy fuentes judiciales y policiales. Además, un joven fue baleado en la cabeza en un cuarto episodio y estaba internado en “estado grave”, ampliaron los informantes.

La saga de violencia que atraviesa Rosario, asociada a actividades ilícitas de organizaciones criminales, recrudeció en las últimas horas. El primer asesinato ocurrió alrededor de las 18.30 de ayer en una vivienda ubicada en Gorrito al 6200 del barrio Ludueña de esta ciudad, a pocos metros donde el jueves había sido asesinado Cristian “Larva” Fernández, el cuarto hermano muerto a tiros de un misma familia. La víctima fue identificada por la policía como Bárbara Verónica González, de 30 años, quien recibió al menos cinco disparos.

Fuentes de la investigación indicaron que la mujer estaba junto a su pareja y otras personas en su domicilio, cuando un Ford Focus gris ingresó en la cochera de la vivienda y un hombre comenzó a disparar desde el vehículo. González fue trasladada al hospital de Emergencias, al que ingresó con vida, y los médicos de guardia diagnosticaron cinco heridas de arma de fuego, precisaron fuentes policiales.

La causa quedó en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios, Adrián Spelta, que también investiga el asesinato registrado en la madrugada en una vivienda de calle Crespo al 2200 de la localidad de Villa Gobernador Gálvez, al sur de Rosario. Voceros del caso informaron a Télam que allí se desarrollaba una fiesta de cumpleaños cuando al lugar llegó un auto del que bajaron varias personas y comenzaron a disparar.

Según las fuentes, el objetivo de los disparos era un joven de 18 años llamado Juan Sánchez, con domicilio en la misma localidad, a quien mataron con diez tiros.

También resultó herido como consecuencia de la balacera un amigo de la víctima fatal, identificado como Nahuel R., de 18 años, quien permanecía internado. Sánchez, en tanto, fue internado en un primer momento en el hospital “Anselmo Gamen” de Villa Gobernador Gálvez para ser trasladado más tarde, por la complejidad del cuadro clínico, al hospital de Emergencias de Rosario. Los médicos del centro de salud informaron su fallecimiento a las 2.20 de la madrugada de hoy como consecuencia de al menos diez heridas de arma de fuego, precisaron voceros del caso.


El tercer homicidio ocurrió hoy en Río de Janeiro y Uruguay, en la zona sudoeste de Rosario, y la víctima fue una mujer de unos 25 años identificada Ayelén González. Según informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA), la joven estaba junto a un grupo de amigos esta madrugada en la vía pública cuando fue atacada “por personas de la que se reservan los datos y características aportadas por tareas investigativas en curso”. La víctima recibió al menos cuatro heridas de arma de fuego y murió en el lugar, agregaron las fuentes.

Por su parte, un joven de 22 años identificado como Tomás R. seguía internado en estado reservado al ser baleado en la cabeza anoche alrededor de las 23. Fuentes policiales indicaron que el ataque se produjo cuando la víctima estaba con dos amigos en la puerta de un comercio, situado en calle Cabal al 1300 bis de Rosario, y fueron atacados por cuatro personas que circulaban en dos motos.

El joven de 22 años sufrió dos impactos de bala en la cabeza y uno en el omóplato, mientras que sus dos amigos resultaron ilesos, agregaron los informantes.

De acuerdo a los datos oficiales, en lo que va del año se registraron 76 homicidios en el departamento Rosario. Veintiséis ocurrieron en enero, 22 en febrero, 13 en marzo pasado y 15 en lo que va de este mes. De ellos, el 84 por ciento fueron ejecutados con armas de fuego y 77 por ciento tuvo planificación previa, mientras que alrededor de la mitad tiene como contexto las disputas de organizaciones criminales que operan en la economía ilegal, según las categorías de clasificación que emplea el Observatorio de Seguridad Pública de Santa Fe.